fbpx

Plan de pensiones en Andorra

plan de pensiones andorra

En el sistema vigente de reparto de la seguridad social, el Estado se ve incapacitado para enfrentar la alta demanda de pensiones públicas, ya que el porcentaje poblacional de jubilados es mayor que el de trabajadores activos. Para contrarrestar esta situación, el Estado fomenta, desde su política de ventajas fiscales, la contratación de planes de pensiones en Andorra, caracterizados por una disminución de la base imponible del impuesto de la renta, entre otros beneficios destacados.
En el caso de que estés pensando en contratar este tipo de planes en Andorra, es necesario que te informes acerca de todos los detalles que tendrás que tener en cuenta al momento de efectuarlo. En esta ocasión, te ofrecemos un análisis que será de suma utilidad para tomar la mejor decisión para tu futuro y el de tu familia.

¿En qué consiste un plan de pensiones?

Un plan de pensiones consiste en un contrato colectivo que requiere de la adhesión de un fondo en el que se efectúan distintas clases de aportes, los cuales son administrados y gestionados por una institución bancaria o una empresa gestora que invierte los montos de los mismos en otros tipos de activos financieros.
Esta modalidad, considerada tanto de ahorro como de inversión, tiene como finalidad la cobertura de un grupo de contingencias en especial. Como consecuencia de ello, se caracterizan por una carencia de liquidez, elemento diferenciador con los otros productos de carácter financiero existentes. De este modo, esta clase de prestaciones son complementarias a la cantidad percibida, ya sea por la jubilación, por defunción o por incapacidad.
Por otra parte, existen distintos tipos de planes de pensión. Se pueden destacar aquellos que poseen una renta variable, es decir, los que se diferencian por invertir en acciones; y los de renta fija, ya que efectúan sus inversiones en bonos empresariales o de deuda pública, entre otros.

¿Qué beneficios obtendrás al contratar un plan de pensiones en Andorra?

Para poder efectuar el contrato de esta clase de prestaciones específicamente en Andorra, tendrás que tener en cuenta que la institución a contratar deberá ser indefectiblemente una entidad de índole financiera o, al menos, una aseguradora que se encuentre regularizada, de acuerdo a los parámetros legales establecidos por el derecho andorrano. Asimismo, podrá ser una aseguradora extranjera que posea las autorizaciones requeridas para la realización de dicha actividad financiera o, también, una aseguradora situada en el Principado de Andorra.
Por medio de la contratación de estos planes de pensiones en Andorra, podrás verte favorecido por medio de las siguientes ventajas asociadas:

  1. Diminución de valores fiscales: se producirá una desgravación fiscal en la base imponible general del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Aquellas prestaciones en forma de renta poseerán la consideración fiscal de rentas del trabajo. Como resultado, reducirás la base de la aplicación tributaria sobre tu declaración del IRPF. Al producirse una contingencia, estas rentas generarán un tributo en las consecuentes declaraciones del IRPF, desde una concepción de rendimientos íntegros de trabajo.
  2. Disponibilidad constante: estarás habilitado para efectuar aportes relacionados con los importes que obtengas, lo que funcionará como una inversión. Te recomendamos firmemente la realización de aportes periódicos de forma sistemática, así como también que efectúes aportes extraordinarios en momentos particulares.
  3. Poseen una mayor rentabilidad financiera: podrás darle alguna utilidad al dinero que no tienes en circulación y que no deseas invertir en un futuro. Además, podrás recuperar dichos ahorros en los siguientes casos: al llegar la jubilación, junto con la pensión, o el cobro en un solo pago.

Los planes de pensiones te permitirán asegurar tu calidad de vida futura. Tendrás a tu disposición diversas opciones, y puedes consultarnos con la finalidad de que te asesoremos a la hora de elegir la mejor opción, aquella que cumpla con todas tus expectativas de inversión. Ante cualquier duda, desde Innova Gestors, esperamos tus consultas. Uno de nuestros gestores te brindará la información que se adecúe a tus proyectos personales, a tu edad, a tu situación familiar y económica, y te guiará para escoger el servicio que más se amolde a tus deseos y a tu conveniencia. Somos asesores fiscales, financieros y contables, y contamos con una gran experiencia a nuestras espaldas, trabajando con clientes en España y Andorra, ¿te animas a conocernos?

Criterios para determinar si un país es paraíso fiscal

Criterios para determinar si un país es paraíso fiscal

Ante la cuestión de establecer los criterios para determinar si un país es paraíso fiscal o no nos encantaría poder contestar de forma clara y concisa, pero existen tantas discrepancias al respecto entre las organizaciones involucradas que se hace necesario comentarlas una a una.

En efecto: cada organización cuenta con un criterio propio para determinar cuándo un país es considerado un paraíso fiscal y cuándo no. Así, y antes de profundizar entre los cuatro organismos y países que nos atañen, te dejamos con alguna de las sorpresas que te vas a encontrar a lo largo del artículo: para la OCDE solo hay dos paraísos fiscales en el mundo, para la Red de Justicia Fiscal hay 73 y para España, curiosamente, Suiza no lo es a pesar de los escándalos políticos que relacionan el dinero negro con los bancos helvéticos.

Organismos a considerar:

Cada nación considera que un país es un paraíso fiscal de acuerdo a sus propios criterios en los que, aunque en el fondo se parecen a los de otros países, no deja de haber diferencias significativas. Salvando los países que no nos atañen, hablaremos de las ya mencionadas OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y Red de Justicia Fiscal (también conocida como Tax Justice Network), así como de la Unión Europea en general y España en particular.

OCDE

Una jurisdicción será considerada como paraíso fiscal en base a cuatro conceptos básicos:

  • Impuestos directos

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico reconoce que cada jurisdicción tiene el derecho de decidir si se imponen estos impuestos o no. Si no se establecen, se toma como paraíso fiscal. Si sí que se imponen, no lo será. En cambio, si existen una serie de los llamados “impuestos indirectos” se hace necesario atender a los otros tres criterios.

  • Transparencia

¿La jurisdicción proporciona datos fiscales de la empresa, organización, entidad o persona jurídica que fiscaliza en su territorio? Si hay cooperación y existe transparencia, esta jurisdicción no es considerada paraíso fiscal. Si en cambio hay información oculta, se ponen trabas o no se puede contar con toda la documentación, sí que se toma como tal.

  • Leyes que marcan el intercambio de información

Hay países y jurisdicciones con leyes muy severas que impiden el intercambio entre países de información sobre los contribuyentes que están tomando ventaja de los bajos impuestos. Si se da esta legislación, la jurisdicción es considerada como paraíso fiscal.

  • Rebajas impositivas a los no residentes

Si los no residentes se están beneficiando de las rebajas impositivas de una jurisdicción a pesar de no estar desarrollando una actividad en el país, entonces éste es considerado como paraíso fiscal.

Así pues, el secretismo y la falta de colaboración con las agencias tributarias de otros países es lo que determina a grandes rasgos el estar incluido o no en esta lista. Las ventajas fiscales, los niveles de tributación y los acuerdos bilaterales entre empresas y estado no son tenidos en cuenta.

En general, viendo esta información podríamos suponer que la OCDE tendrá una lista muy larga de países en su lista de paraísos fiscales, pero nada más lejos de la realidad.

Para salvar las reglas de transparencia y secretismo entre países, éstos establecen acuerdos bilaterales con otros países o jurisdicciones que solo atañen al país o jurisdicción en sí, de forma que no se consideran paraíso fiscal la una a la otra. Estos acuerdos, lógicamente, suelen darse con países pequeños, jurisdicciones de no muchos habitantes o aquellas que ya son consideradas paraísos fiscales.

Debido a estos acuerdos bilaterales, la OCDE tuvo que reducir su último listado de paraísos fiscales a una cantidad irrisoria de dos pequeñas islas en el Pacífico, llamadas Nauru y Niue.

Unión Europea

A mediados de 2015 la Unión Europea confeccionó un listado de paraísos fiscales provisional que culminará a lo largo del año 2017, cuando se hará pública una nueva lista negra. Los criterios a seguir se llevan en secreto y no serán de dominio público hasta que se publique esta lista.

La lista de 2015 se basaba en una única regla:

  • Una jurisdicción o país será paraíso fiscal si está considerado como tal por diez miembros distintos.

Así pues, gracias a los acuerdos bilaterales existentes para salir de la lista de la OCDE países como Suiza no son considerados paraísos fiscales por la UE. Cuatro de los países de la lista original estaban ubicados en Europa: Liechtenstein, Mónaco, Andorra y la isla de Guernsey, perteneciente al Reino Unido.

Red de Justicia Fiscal

Es, sin duda, la entidad más activa en la lucha contra el fraude fiscal. Para ella, un país o jurisdicción es paraíso fiscal si su marco legal cumple con las siguientes peculiaridades:

  • Tributación nula o muy baja.
  • Ventajas fiscales para los no residentes, sin la necesidad de justificar una actividad económica real.
  • Trabas a la cooperación con otras administraciones tributarias.
  • Falta de transparencia: por ley, se imposibilita la identificación de entidades registradas, de sus titulares y de los propietarios de los activos.

Para la Red de Justicia Fiscal hay 73 paraísos fiscales en el mundo, entre los que se cuenta a Suiza, que no aparece ni en la OCDE, ni en la UE ni en, como veremos ahora, España.

España

En España no existen criterios genéricos sólidos para la confección de la lista. Uno de los requisitos para no aparecer en ella es que se firmen acuerdos de intercambio de información tributaria y para evitar la doble imposición con cláusula de intercambio de información.

Así, en los últimos meses la lista ha ido reduciéndose en número gracias a los convenios de doble imposición, que eximen a países como Luxemburgo, Panamá, Andorra o los Emiratos Árabes de constar en la lista negra española.

Conclusión

La falta de acuerdos entre los distintos organismos y países dificulta mucho la lucha contra el fraude fiscal, que se ve beneficiado de los acuerdos bilaterales entre empresas y países, muchas veces con un trasfondo comercial lucrativo para ambas partes.

¿Autónomo o sociedad? Comparativa

autónomo o sociedad

Si has tomado la firme decisión de emprender, a efectos legales lo primero que tendrás que considerar es si darte de alta fiscalmente como autónomo o como sociedad. Con este artículo pretendemos hacer una comparativa para que veas las ventajas y desventajas de elegir una u otra opción.

Tiempo y coste económico de darse de alta

Aquí no hay pie a la comparativa. En España, darse de alta en alguna actividad como autónomo es mucho más rápido que hacerlo como cualquier otra forma jurídica. En este caso solo será necesario presentar la declaración censal en Hacienda y darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social. Lo más probable es que no te lleve más de un día hacerlo y, a partir de ese momento, ya podrás ejercer como tal con total libertad. Económicamente, todo este proceso puede suponerte desde 0 euros hasta los honorarios que pagues a la asesoría o gestoría para que realicen todos los trámites por ti, que a buen seguro no serán elevados por su facilidad.

Si te das de alta como sociedad la cosa cambia, tanto en términos de tiempo como de dinero. El proceso a seguir es el siguiente:

  • Obtención del Certificado negativo de Denominación en el Registro Mercantil Central.
  • Estatutos y escritura de la constitución de la sociedad ante notario.
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, de un 1% del capital social.
  • Inscripción en el Registro Mercantil.
  • Obtención del CIF (Código de Identificación Fiscal).
  • Apertura de una cuenta bancaria a nombre de la sociedad e ingresar un mínimo de 3.000€ para constituir la SL.

Los administradores y socios, además, deben estar dados de alta como autónomos. De este proceso, el Certificado negativo puede suponer alrededor de 35€; los estatutos y la constitución ante notario alrededor de 400 o 500€; la liquidación del 1% del capital social, contando que éste sea de 3.000€, 30€ más. En la inscripción en el Registro Mercantil habrá que aportar una provisión de 180€ extra y al abrir la cuenta del banco, abonar el capital social. Quitando éste, la suma asciende a unos 700€ aproximadamente en trámites burocráticos y administrativos, a los que habrá que sumarle el capital social.

En tiempo se suele tardar, de media, entre 30 y 40 días para darse de alta como sociedad, incomparable a las 24h para poder ejercer con total libertad como autónomo.

Responsabilidades

En contra de lo visto en el tiempo y dinero para darse de alta como sociedad, en el apartado de responsabilidades tiene una ventaja muy importante: tan solo responderá con su capital social. Es decir, que si el capital social que has o habéis invertido es de un total de 6.000€, a la hora de embargarte solo podrán quitarte esos 6.000€.

Un autónomo en España, en cambio, responde con sus bienes empresariales y personales. Es decir, que podría perder incluso la vivienda y el coche, aunque la última reforma dicta que si la deuda es inferior a los 300.000€ estos dos elementos no podrán ser embargados para liquidarla.

Memoria de los impuestos

Supón que estás empezando tu actividad económica como autónomo y que generas bases imponibles con pérdidas. Cuando tengas beneficios y declares tu IRPF estas pérdidas anteriores nunca serán tenidas en cuenta.

Si te das de alta como sociedad y tienes pérdidas, en cambio, en el momento de declarar el Impuesto de Sociedades en futuros ejercicios se restarán.

Tributación

En este factor la comparativa no muestra un claro ganador, ya que tiene mucho peso la cantidad de dinero que se declare. Para los autónomos en España, la tributación mínima en 2016 se ha visto reducida al 15%, mientras que el Impuesto de Sociedades mínimo se ha modificado recientemente hasta situarse en un 25%.

Cuando hablamos de grandes cantidades de dinero el autónomo sale perdiendo, pues su tributación máxima es del 45%, cuando se superan los 60.000€. Las sociedades, en cambio, que facturen más de 120.000€ solo tendrán que tributar al 30%.

Otras diferencias en la comparativa autónomo o sociedad

A grandes rasgos y de forma teórica ya las hemos visto todas, pero a efectos prácticos podemos encontrar un par más.

  • Acceso a financiación bancaria

Los créditos bancarios suelen ser, estadísticamente, más accesibles para las sociedades que para los autónomos. El motivo es que la contabilidad en las sociedades normalmente es mucho más estricta, con cuentas precisas y claras, y eso genera una confianza mayor en los bancos.

  • Imagen corporativa

Aquí también sale ganando la sociedad ante un autónomo. Normalmente, las sociedades ofrecen una imagen más profesional, seria, grande y solvente, lo que vuelve a derivar en más confianza de los clientes potenciales ante los autónomos.

Conclusiones de la comparativa ¿autónomo o sociedad?

Después de lo visto, podemos sacar en claro que, generalmente, en los inicios conviene más darse de alta como autónomo que como sociedad, ya que el tiempo y el coste económico es muchísimo menor. Si el caudal económico empieza a crecer y la facturación es alta, como sociedad se grava menos y de cara al público y a los bancos se da una sensación de robustez mucho mayor.

En cualquier caso, para altas, cambios o transiciones entre autónomos y sociedades te recomendamos que cuentes con una gestoría de empresas profesional como Innova Gestors, donde somos expertos en consultoría, asesoría fiscal, contable y empresarial en España y Andorra.

empresa

Gastos que puedes deducirte como autónomo

gastos que puede deducirse un autónomo

Cuando tienes una empresa propia, cualquier gasto por poco que sea te parece mucho. Además, es muy usual guardarse todos los tickets y facturas de cualquier gasto y dárselos al contable, pero ¿son todos estos gastos deducibles?

Para que un autónomo se pueda deducir gastos deben cumplir una serie de requisitos

  • Gastos relacionados con su actividad
  • Guardar siempre la factura de dicho gasto (tickets en su defecto)
  • Registrarlos contablemente

 

Para hacernos una idea de aquellos gastos que pudieran ser deducibles para los autónomos el truco es aplicar la lógica e interpretar si los gastos están o no relacionados con la actividad, no vale que hagamos la factura de los libros del colegio y lo deduzcamos de la actividad comercial cuando realmente sabemos que no es así. No debemos tener duda con los siguientes gastos:

 

  • Seguridad social: la cotización de los trabajadores, si las paga el autónomo, también podrá deducirse un 50% en caso de baja por contingencias comunes.
  • Arrendamientos: los alquileres de locales o parking por ejemplo, siempre que se use para guardar los coches de la empresa.
  • Reparaciones y mantenimiento del local (incluso el coche de la empresa).
  • Sueldos y salarios: pagas extra, dietas a los trabajadores, gastos en formación y seguros.
  • Explotación: cualquier material o suministro que sea necesario para realizar la actividad tales como material de oficina, electricidad, teléfono…etc.
  • Servicios de profesionales: abogados, notarios, servicios de gestoría.
  • IVA (IGI en Andorra): este impuesto se podrá deducir de las compras deducibles, siempre que dispongamos de las facturas.
  • Vehículo: siempre que esté destino para la actividad comercial se podrá deducir el gasto de la compra, reparaciones, gasolina…etc.
  • Vivienda: siempre que se pueda justificar que el autónomo trabaje en su casa se podrá deducir el IBI (Impuesto Bienes Inmuebles), seguro de la vivienda y gastos de comunidad. Evidentemente si se tienen un local para trabajar, estos gastos no se podrán deducir pues ya nos habremos deducido los del local.

Quizás visto así puede parecer muy fácil o al revés, en algunos gastos tengas dudas y no sepas interpretar correctamente si está directamente relacionado con la actividad. Para eso, siempre puedes contratar a un contable que te lleve todo el proceso y te ayude a identificar qué gastos puedes o no deducirte. Igualmente, si tan solo quieres consultarlo puedes contar con la Agencia tributaria que te resolverán estas dudas.

Qué gastos puedes deducirte como autónomo

Despedir a un empleado, y ahora qué?

Qué hacer al despedir a un empleado

Tomar la decisión de despedir a un empleado es difícil. Ya sea por motivos económicos o meramente laborales, es un paso que requiere meditación y sobre todo valoración económica. Despedir a un trabajador, sobre todo si lleva tiempo en la empresa, es caro. Atendiendo a si se trata de un contrato indefinido o de duración determinada, el coste y formalidades del finiquito pueden ser bastantes diferentes. Además, entran en juego las causas que lo han desencadenado, que pueden ser no causales (sin motivo justificado hacia el trabajador) u objetivas (cuando el trabajador haya cometido algún tipo de falta).

  1. Contrato indefinido: para este tipo de contratos, los conceptos a remunerar por despido no causal serán los siguientes:

a. Preaviso: se comunicará el despido con una antelación de un día por mes trabajado hasta un máximo de 90 días. En caso de no comunicárselo, este preaviso se ha de pagar

b. Compensación económica: será de 25 días por año trabajado o la parte proporcional, hasta un máximo de 365 días.

  1. Contrato de duración determinada: en principio no se puede rescindir un contrato de este tipo salvo causas objetivas. Pero existe una indemnización reflejada en el artículo 98 de la “LLei 35/2008 de 18 de desembre del Codi de relacions laborals”, que nos puede permitir rescindir el contrato antes de la fecha estipulada. Esta cuantía no puede ser inferior a la indemnización del despido injustificado que le tocaría en caso de contrato indefinido ni al equivalente a tres meses de salario por año que le reste de contrato. En todo caso, este tipo de despidos en concreto, es conveniente estudiarlos bien para no tener problemas.

En caso de despedir a un empleado por causas justificadas entran en juego diversos trámites como la de las faltas y/o sanciones al empleado, la comunicación de las mismas y en caso de faltas que provoquen el despido por causas objetivas también comportan el envío de carta certificada, testigos…etc.

Calcular la cuantía a la hora de despedir a un empleado

Para no hacernos muy pesados e intentar dar un par de pautas a la hora de calcular la cuantía de un despido, vamos a suponer un ejemplo para que se entienda a la perfección:

Se despide a un trabajador con contrato indefinido desde el 1 de enero 2016. Se decide comunicárselo a fecha 30 de septiembre de 2016 y no pagarle el preaviso, es decir, que se vaya en el momento de la comunicación. Así mismo, a este empleado le restan 3 días de vacaciones pendientes de disfrutar, un día festivo trabajado y cobra un salario bruto de 2000€ por un trabajo de lunes a viernes y de 8 horas al día. No tiene retención en nómina por IRPF.

  1. El preaviso se calcula a razón de 1 día por cada mes trabajado, así que le corresponderían 9 días. El cálculo económico sería el resultado de dividir su salario bruto entre 30 y multiplicarlo por los 9 días que vamos a pagar 2.000€/30 días=66,67×9 días=600€
  1. Compensación económica a razón de 25 días por cada año trabajado, como no llega al año se le paga la parte proporcional que son 18,75 días. El cálculo económico se realiza en base a la fórmula anterior: 2.000€/30=66,67×18,75 días= 1.250€
  2. Salario mensual: el trabajador ha realizado su trabajo hasta el 30 de septiembre, por lo tanto, ha de cobrar sus 2.000€ por este concepto.
  3. Vacaciones: de vacaciones le restan por disfrutar 3 días así que se los vamos a pagar en el finiquito. 2.000€/30×3= 200€
  4. Festivo trabajado: sabemos que en ese día ha trabajado 8 horas y se las tenemos que abonar, pero el cálculo del día efectivo de trabajo se realiza de una manera diferente. Multiplicamos su salario mensual, por 12 meses y dividimos entre 52 (semanas), entre 40 (horas semanales) y multiplicado por sus 8 horas diarias. El resultado es de 92,31€ por el día efectivo trabajado.

Conceptos sujetos a IRPF al despedir a un empleado

Recapitulando los cálculos también debemos interpretar los conceptos sujetos a IRPF y los que no.

finiquit

Este sería un ejemplo bastante frecuente pero como siempre, pueden existir casos puntuales para lo que recomendamos leerse bien los puntos de la ley pertinente y sobre todo, pedir asesoramiento laboral a un buen gestor.

Presupuesto asesoria mercantil en Andorra

presupuesto de asesoría mercantil en Andorra

Ser empresario no es fácil, y mucho menos durante los comienzos de la actividad. Además, un tremendo error a la hora de crear una empresa es querer hacer cosas que o bien no sabemos o bien, son complicadas, por eso, es mejor pedir un presupuesto de asesoría mercantil.

Tal y como explicamos anteriormente, hay varios trámites a realizar como solicitar reserva de nombre social o comercial, redactar estatutos sociales, así como trámites específicos dependiendo de la actividad y situación fiscal de los socios o autónomos que quieren abrir la empresa.

Así bien, todo esto, si se realiza a diario, como es el caso de las gestorías se hace mucho más rápido y eficazmente, evitando retrasos por falta de entrega de alguna documentación o por cubrir formularios erróneos.

La complejidad de apertura de una empresa en cualquiera de sus formas, es la que define el precio de los servicios de una gestoría.

¿Qué incluye un presupuesto de asesoría mercantil en Andorra?

 

Un presupuesto de asesoría mercantil, no tan solo incluye los trámites necesarios para la apertura sino el asesoramiento en la forma jurídica a elegir, así como sobre el capital a aportar y pasos correctos hasta que son aprobados por la entidad correspondiente.

Además, una asesoría puede, y debe, orientar a la futura empresa sobre las diferentes formas jurídicas posibles, así como las que pudieran ser más rentables dependiendo del número de personas que la formarán y la actividad de la misma. Por tanto, para elaborar un correcto presupuesto de asesoría mercantil se han de tener en cuenta estos factores:

 

  1. Orientación de la forma jurídica de la empresa a crear
  2. Estudio de los trámites necesarios hasta concretar la apertura
  3. Reserva denominación social/comercio
  4. Redacción de estatutos sociales en caso de sociedades
  5. Apertura cuenta bancaria
  6. Asistencia en firma de escritura social, notaría
  7. Inscripción registro sociedades
  8. Registro comercio
  9. Alta censal, solicitud NRT
  10. Alta Cass (Caixa Andorrana de Seguretat Social)
  11. Trámites en Comú para apertura local
  12. Planificación actividades e información sobre fiscalidad, gestiones laborales y contabilidad

¿Por qué es conveniente pedir un presupuesto de asesoría mercantil en Andorra a profesionales?

 

Con tal de no dar un paso en falso en todo el proceso es conveniente contar con los profesionales adecuados. Cuando se realiza este trámite a diario es más fácil, cómodo y se cuenta con la experiencia necesaria para poder ver claramente qué es más conveniente a cada emprendedor. Se trata de una inversión a mayores a realizar pero de ella depende la continuidad idónea de la empresa. Por eso, nosotros siempre recomendamos analizar unos dos o tres presupuestos de asesoría mercantil, en el que consten bien desglosados los conceptos ofrecidos. Así se puede saber cuál de ellos es más conveniente según la complejidad del negocio a abrir.

No deja de ser recomendable el hecho de ir consultando a priori, cuánto nos costará una gestoría después de la apertura. Tanto si necesitamos asesoramiento laboral, como en contabilidad o impuestos, es bueno saber sobre qué precios estamos hablando a la hora de tener todos nuestros trámites en buenas manos.

Presupuesto de consultoría en Andorra

Presupuesto de consultoría en Andorra

Cuando se piensa en los servicios de asesoría que conlleva pedir un presupuesto de consultoría en Andorra, comúnmente nos vienen a la cabeza las gestiones más complicadas tales como contabilidad e impuestos. Es normal, no todas las gestorías realizan otras tareas como soporte administrativo básico, facturaciones, trámites bancarios o incluso pagos y cobros a clientes.

Estas gestiones del día a día, en empresas de mediana y gran empresa es lógico que tengan un departamento propio. Pero ¿qué pasa con las empresas más pequeñas o autónomos? Llegar a casa después de un duro día de trabajo y tener que realizar la facturación a un cliente es algo que los autónomos (sobre todo) saben muy bien.

¿De qué nos encargamos en Innova Gestors cuándo hacemos un presupuesto de consultoría en Andorra?

En Innova Gestors nos encargamos del día a día de la empresa, realizando facturación a clientes, reclamación de impagados, gestionando los pagos a proveedores y punteando pedidos recibidos entre otras gestiones comunes. Incluso en las más grandes empresas se puede recurrir a estos servicios como soporte al departamento de administración interno.

Presupuestamos para consultorías servicios de outsourcing

El presupuesto de consultoría en Andorra para nuestros servicios de Outsourcing y consultoría se basa en el volumen de trabajo que la empresa quiere delegar. Normalmente se trata de poder ahorrar el coste de tener un empleado interno y evitando de esta manera el precio adicional de no disponer de este empleado durante sus vacaciones o posibles bajas laborales. Subcontratando el servicio, siempre se tendrá esta ayuda extra disponible, es decir, la empresa siempre estará funcionando:

  1. Facturaciones a clientes
  2. Recepción y verificación de facturas de proveedores
  3. Control de pagos y gestión de avisos bancarios (Confirming y recibos directos)
  4. Control de cobros y reclamación deudas
  5. Estudio de la organización interna de la empresa. Optimización de recursos
  6. Control de presupuestos

Si a este servicio de Outsourcing le añadimos los demás servicios propios de gestoría, el valor añadido obtenido es excepcional para poder tener al alcance de la empresa todos aquellos conocimientos y servicios que necesitemos en cada momento, beneficiándonos de la flexibilidad de utilizarlos puntualmente a nuestro antojo. Se podría entender como una extensión de la propia empresa con la ventaja de no tener que realizar un coste elevado por ello.

En este caso no se podría definir un presupuesto de consultoría en Andorra tipo, cada empresa es un mundo y sus necesidades muy concretas. De lo que estamos seguros es que las ventajas y precios de este servicio superan con creces el ahorro que cualquier empresa desea.

Y haciendo una referencia a los autónomos, supone el descanso que necesitan tras una jornada de trabajo: papeleos fuera, !deja todo en nuestras manos!