fbpx

Si resides en Andorra y tienes propiedades en España, esto te interesa

Es muy habitual que los residentes fiscales en Andorra tengan propiedades en España. Ya sea por tener familia fuera, ya sea para veranear o simplemente porque se haya heredado. Al final, estamos en un país cuyos habitantes procedemos en su mayoría de fuera y aqui entra en escena el impuesto de no residentes en España. Más allá de tener propiedades en España y poder disfrutar de unas vacaciones en nuestra casa de Miami Platja, tenemos que tener muy en cuenta todos los costes asociados a la misma. Y no solo a nivel mantenimiento sino los impuestos que tenemos que pagar a la Agencia Tributaria Española por este concepto.

¿Qué es el IRNR y en qué me afecta?

El IRNR (Impuesto de la Renta de No Residentes) grava las propiedades que los no residentes tienen en España. Pueden pasar dos cosas:

1. Que tengas tu casa para uso propio

2. Que tengas la propiedad en alquiler

Si tienes la casa para uso propio se tendría que pagar sobre una base ficticia ¿Cómo es esto? No obtengo rentas por mi inmueble en España, no lo tengo en alquiler, es para mi uso personal. Vale, sabemos que no lo consideras justo (nosotros tampoco) pero las normas son así. Esta base ficticia suele ser de 1,1% del valor catastral.

Ahora bien si tienes tu propiedad alquilada pagarás sobre el beneficio obtenido. Esto ya, podemos considerarlo más justo.

Sea justo o no, a nadie nos gusta pagar impuestos, pero son obligaciones que tenemos que cumplir si no queremos sanciones. El impuesto de no residentes se ha de pagar en estos casos.

[bctt tweet=”El porcentaje de IRNR en España, es de un 19% para residentes en países comunitarios y del 24% para residentes en países no comunitarios” username=”innovagestors”]

Un ejemplo del cálculo del IRNR de una vivienda en España

Si ponemos un ejemplo, lo vamos a ver mejor. Jordi, residente en Andorra tiene una vivienda en Miami Platja que compró hace años y que utiliza para veranear con su familia. Él no obtiene rentas por esa vivienda, es más, paga sus impuestos locales y de la propiedad. Recientemente le han dicho que tiene que preparar el Modelo 210 y hacer un pago de impuestos. En el recibo del IBI consta que el valor catastral de esa vivienda es de 125.628€.

Pues bien, si consideramos el 1,1% sobre esta base tendremos el siguiente cálculo: 125.628×1,1%x24%=331,66€

No sabemos si Jordi está casado o tiene esta propiedad al 50% con su pareja, cosa muy usual. En ese caso, el tributo a pagar sería el 50% para Jordi y el otro 50% para el otro propietario.

¿Qué pasa si la propiedad la tuviera alquilada? Pues que tendríamos que calcular el 24% sobre el rendimiento y nos podríamos deducir los gastos correspondientes a la vivienda: impuesto IBI, pago comunidad, posible amortización… (residentes UE si, extracomunitarios no).

También existe la posibilidad de que el inmueble hubiese estado alquilado una parte del año y otra parte estuviera vacío. En este caso se pagarían dos tipos de rentas: por los meses en alquiler según rendimiento y por los meses sin alquiler según el valor catastral.

En cualquier caso, pasaremos por “caja” y hemos de declarar este impuesto. Tenemos todo el año siguiente para poder presentarlo y pagarlo. Es decir, para el impuesto del año 2017 tendremos hasta el 31-12-2018 para poder presentarlo y pagarlo.

Impuesto sobre el patrimonio

Este impuesto grava el patrimonio neto de las personas físicas:

  • Suma de todos sus bienes y derechos económicos.
  • Se restan las cargas y gravámenes que reduzcan el valor de sus bienes y derechos.
  • Y se restan también sus deudas y obligaciones personales.

Quizás nunca hayas presentado este impuesto y te estés asustando. No te asustes. Este impuesto se paga siempre y cuando los bienes de una persona física (según punto anterior) no superen en 700.000€ el total del Patrimonio. Está claro que hay que ver también la diferencia entre Comunidades Autónomas ya que el límite en Cataluña está en 500.000, 400.000 en Aragón…

Si soy residente en Andorra, también tengo que pagarlo

La respuesta es que sí, si los bienes en España superan este límite. Has de tener en cuenta la vivienda (que en caso de no residente, no disfrutará de los 300.000€ exentos),  así como otro tipo de bien o derecho económico (obras de arte, antigüedades…).

Cómo y dónde presentar el IRNR y el impuesto de patrimonio

Lo más fácil es pedir el certificado digital a la Agencia Tributaria y presentarlo online. Pero si no te desenvuelves bien en estos temas, también lo puedes hacer presencial descargando los modelos de declaración correspondientes de su página web: www.agenciatributaria.es

FORMULARIO 210 (IRNR)

FORMULARIO 714 (Patrimonio)

Sobra decir que si resides en Andorra y no tienes claro qué tienes que hacer con estos dos impuestos específicos, todo el equipo de Innova Gestors quedamos a tu disposición para ayudarte en aquello que necesites.

Porqué beneficia a tus impuestos fijar tu residencia fiscal en Andorra

A la hora de pagar impuestos todos nos echamos las manos a la cabeza, es evidente, nos gustaría pagar menos. Fijar tu residencia fiscal en Andorra tiene unas ventajas muy buenas en cuanto al pago de tributos, tanto empresariales como personales.

Fijar tu residencia fiscal en Andorra beneficia a tus impuestos.

Descubre porqué:

  1. El tipo impositivo del Impuesto de Sociedades en Andorra está entre un 2% y un 10%
  2. Si hablamos de la declaración de la Renta, el IRPF tiene un gravamen del 10% pero:
    • Aquellas rentas inferiores a 24.000€ no tributan
    • Si las rentas netas están comprendidas entre 24.001 y 40.000 euros, el tipo efectivo es del 5%
    • El gravamen del 10% se aplica a las rentas a partir de 40.001€
    • Las rentas sobre el ahorro tienen una exención de 3.000€
  3. Los dividendos recibidos de sociedades andorranas tributan en base al 0%
  4. No existen impuestos sobre el patrimonio ni herencias
  5. La tasa del IGI (impuesto general indirecto) es del tipo general 4,5% aunque también existen del 0%, 1% y del 2,5%. El IGI bancario es del 9,5%

Qué hacer para abrir una empresa en Andorra

Si tu idea es abrir una empresa en Andorra, pero tener la actividad en tu país de origen, estás de mala suerte. Eso no se puede hacer. Para abrir una empresa en Andorra, has de abrirla efectivamente, es decir, constituir una sociedad, ejercer en Andorra tu actividad, disponer de un local y como mínimo un empleado contratado en el país. A partir de estos requisitos tendrás un abanico más o menos amplio de posibilidades para formar tu estructura empresarial y poder beneficiarte de los bajos impuestos del país.

Mucha gente nos pregunta qué pasos tienen que seguir para poder constituir una sociedad en Andorra y a veces no tienen claro ciertos pasos o requisitos. A modo de desquema los pondremos aquí, aunque, evidentemente, dependiendo de ciertas actividades y/o requisitos específicos, estos pasos pueden variar.

Pasos para abrir una empresa en Andorra

 

 

  1. Reserva denominación social.
  2. Solicitud de inversión extranjera. Es una solicitud que se ha de hacer cuando se quiere abrir una empresa siendo residente en otro país.
  3. Escritura notarial e inscripción en el registro de sociedades.
  4. Solicitud NRT (Nif)
  5. Reserva denominación comercial.
  6. Solicitud apertura de comercio.
  7. Solicitud de autorización residencia y trabajo e incripción en el Comú correspondiente (si los socios quieren residir en Andorra).

Documentos necesarios para abrir empresa en Andorra

  1. Certificado de antecedentes penales apostillados del país de origen.
  2. Fotocopia del pasaporte de los representantes de la sociedad o apoderados. Todo ello con la Apostilla de la Haya.
  3. Datos cuenta bancaria de una entidad Andorrana.

A partir de estos procesos de carácter general pueden surgir otro tipo de casuísticas dependiendo de la actividad a ejercer en el país y que conviene consultar previamente con una asesoría en Andorra, para realizar el trámite de la manera más correcta.

Ahora ya sabes los pasos previos a abrir una empresa en Andorra y todas las ventajas de realizar una actividad económica en este país. Si necesitas más asesoramiento no dudes en contactar con nosotros. Te ayudaremos en todo lo que sea posible.

¿Cuándo un alquiler está exento de declarar el IVA?

¿Cuándo un alquiler está exento de declarar el IVA?

Seguramente la gran mayoría de los arrendatarios se habrán planteado alguna vez la siguiente cuestión: ¿cuándo un alquiler está exento de declarar el IVA? Y para responderla, desde Innova Gestors hemos decidido tratar en profundidad este tema, y empezamos por señalar que viene con muy buenas noticias, al menos nuevamente para la gran mayoría de quienes ofrecen un inmueble en alquiler. Pero no adelantemos acontecimientos, porque para entrar en materia hemos de hablar antes de los aspectos más genéricos.

¿Qué dice la regla general al respecto? Que por los alquileres sí que se ha de pagar IVA. Lo que ocurre en este caso es que las excepciones a la regla se cumplen prácticamente en más ocasiones que los casos que no responden a ninguna salvedad. Nos explicamos: hay una ley que habla acerca de esto y que incluye excepciones al respecto, pero en la realidad, esto es lo que ocurre con mayor frecuencia.

Así pues, vayamos a lo importante: en mi caso concreto, ¿he de declarar el IVA del inmueble que tengo en alquiler? Eso dependerá de diversos factores, los cuales vamos a analizar punto por punto para que no te pierdas nada en lo que a tu arrendamiento se refiere. Empezaremos hablando de los requerimientos de la propia regla general y también ahondaremos en quiénes han de cumplirla y cuáles son las mencionadas excepciones. ¿Quieres saberlo todo al respecto? Solamente tienes que quedarte con nosotros y leer las siguientes líneas.

Lo que dice la regla general acerca de la declaración del alquiler

Para aquellos que tienen un inmueble arrendado la regla general es totalmente clara y les exige una serie de obligaciones que, en principio, todos han de cumplir. Como ya hemos señalado, en la práctica esto no ocurre realmente así, pero de momento nunca está de más atender a las exigencias básicas y fundamentales que se han establecido en España a este respecto.

De este modo, todos aquellos que sean arrendadores han de cumplir varias obligaciones, entre las cuales se encuentran algunas de gran relevancia, como lo es el hecho de darse de alta como empresario si se alquilan inmuebles urbanos; concretamente nos referimos al Modelo 036 y al Epígrafe 861. Por otra parte, también se han de presentar trimestralmente las declaraciones del IVA y abonar en el banco la diferencia entre lo soportado y lo que se le repercute al arrendatario, siempre y cuando ésta sea positiva, en caso de ser negativa con motivo de los gastos será compensada.

Asimismo, también se ha de presentar con una frecuencia anual la declaración de IVA para certificar cómo ha evolucionado el mismo durante todo el último ejercicio, lo cual se lleva a cabo a través del Modelo 390. Por último, y esta obligación es la más sencilla a la hora de entenderla y llevarla a cabo, si eres el propietario de un inmueble en alquiler deberás emitir las facturas correspondientes al arrendatario en cada cobro mensual.

¿Quién ha de declarar el IVA de un alquiler?

Por si todavía no había quedado claro, todas estas obligaciones que derivan de la regla general para la declaración del alquiler no afectan a todo el mundo. A estas alturas querrás saber ya si tú te encuentras en uno de los grupos que han de hacer frente al IVA como consecuencia de su arrendamiento. Pues bien, según se confirma desde la propia Agencia Tributaria, deberás declarar tu alquiler en caso de que éste vaya destinado a un uso mixto, es decir, como vivienda y como lugar para el desempeño de labores profesionales, y no solo para uno de estos dos usos.

En otro orden de cosas, también se señala que no están exentos de declarar su alquiler aquellos que se comprometan con los arrendados a cumplir con servicios propios del sector hotelero, como la limpieza o el lavado de ropa y sábanas, entre otras cosas. Finalmente, cuando el arrendatario es una persona jurídica que cede su uso para la residencia de empleados, también se ha de declarar el IVA del alquiler y hacer frente a las obligaciones anteriormente citadas.

¿Quién está exento de declarar el IVA de un alquiler?

¿Qué significa todo esto? Que finalmente, si eres un particular que alquila un inmueble a cualquier arrendatario, no ofreces servicios de carácter hostelero y lo ofreces únicamente para efectos de vivienda no tendrás que declarar el alquiler trimestralmente, por lo que estás de enhorabuena. Esta información alegra a la mayoría de arrendadores cuando la conocen, puesto que ésta es la práctica más común en gran parte de los arrendamientos que se dan en España.

Eso sí, tampoco iba a ser oro todo lo que reluce: al no declararse el IVA del alquiler, tampoco se puede deducir el impuesto invertido en gastos a estos efectos en las declaraciones trimestrales. Aun así, sí que se pueden incluir en la declaración anual de la renta.

En cualquier caso, esperamos haberte ayudado resolviendo todas estas cuestiones, aunque si todavía te siguen quedando dudas estaremos encantados de respondértelas. En Innova Gestors trabajamos para ello como asesoría contable, fiscal y financiera, y contamos con una gran experiencia tanto en España como en Andorra, por lo que tenemos mucho que ofrecerte.

Lo que necesitas saber sobre el IRPF en 2017

Lo que necesitas saber sobre el IRPF en 2017

Ya ha pasado un tiempo desde que dimos la bienvenida al nuevo año y seguro que todavía te quedan dudas acerca de lo que necesitas saber sobre el IRPF en 2017. Es más, es posible que el pasado ejercicio acabara y que no terminarás de entender bien este impuesto y sus cambios durante el 2016.

Todos los años pasa algo similar y, siguiendo la tónica de siempre, este curso no iba a ser menos: mucha información mal explicada y ningún interés en que el ciudadano de a pie conozca el funcionamiento exacto de un impuesto que la mayor parte de las veces te quita, y en alguna que otra ocasión te da una pequeña alegría.

Se trata de un impuesto que funciona tanto en España como en Andorra, pero, ¿se paga lo mismo en ambos países? Y lo que es casi más importante, ¿lo pagan los mismos? El IRPF y sus entresijos; es el gran desconocido entre los impuestos y no parece que esta tendencia vaya a cambiar, por eso desde Innova Gestors nos hemos propuesto traerte algo más de luz para con este asunto, tanto en el caso del Principado como en el del país peninsular.

Calculo del IRPF en España

La Agencia Estatal de Administración Tributaria en España define el IRPF como un “tributo de carácter personal y directo” y asegura que funciona según “principios de igualdad, generalidad y progresividad” además de tener en cuenta “la renta de las personas físicas de acuerdo con su naturaleza y sus circunstancias personales y familiares”. Hasta aquí, más o menos bien, pero lo que a todos nos importa es, ¿cómo calculo la cantidad que me toca pagar de IRPF?

Pues bien, para eso existen algunas herramientas que la propia Agencia Tributaria te ofrece amablemente en su portal de Internet, aunque lo cierto es que no son fácilmente entendibles para todo hijo de vecino.

En cualquier caso, lo que has de tener en cuenta a la hora de ir pensando en las cantidades que se te van a escapar cuando llegue “la hora IRPF” es, por orden de importancia: tus ganancias, ya sean salariales o procedentes de actividades económicas, tu situación personal y familiar -incluyendo ascendientes y descendientes-, y tu residencia. De estos aspectos dependerá también buena parte de las deducciones que puedas lograr: plantéatelo como una lucha a vida o muerte entre ingresos y gastos en la que ya sabes quién es el favorito.

Retenciones del IRPF en España

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en España no siempre es fácilmente comprensible, por lo que nunca está de más, con la llegada del 2017 y sus novedades, dar algo de información al respecto. Profundizando un poco más en el tema cabe señalar que en lo relativo a los pagos a cuenta, cada cual, dependiendo de la procedencia y la forma de sus ganancias -clases de renta-, deberá hacer frente a unos porcentajes u otros, que también variarán en función de las cuantías que reciba.

El porcentaje mínimo más habitual es de un 19% cuando nos referimos al trabajo como clase de renta, aunque para los autónomos el mínimo sería de un 15% y en el caso de los que están empezando se vería reducido a un 7%. Por otra parte, también se han de tener en cuenta otros tipos de beneficios, como los que provengan de premios y demás formas de enriquecimiento.

Deducciones en el IRPF en España

No obstante, todavía quedan motivos para la celebración en lo que respecta al IRPF en 2017, ya que el Impuesto para la Renta de las Personas Físicas te permitirá deducirte algunos gastos que tengas y que siempre viene bien recordar. Así, sin ir más lejos, los ingresos en los planes de pensiones son uno de los recursos más utilizados a la hora de rascar deducciones en el abono de este impuesto.

El pago de hipotecas o alquileres de vivienda habitual también ofrece un resquicio para la esperanza, pues es otro de los parámetros que se pueden descontar en el momento de hacer la temida declaración anual de la renta. Del mismo modo, también se puede amortizar el pago de IRPF por las cuantías obtenidas en la venta de una vivienda, siempre y cuando éstas se inviertan total o parcialmente en la compra de una nueva.

Estos son únicamente algunos de los ejemplos más claros a la hora de intentar deducirse gastos en este impuesto, sin embargo, existen otras formas de hacerlo que nunca vienen mal. Otras de las deducciones más recurridas son las que responden a asuntos familiares, concretamente las que se refieren a la ascendencia y la descendencia que cohabitan con quien ha de hacer frente al impuesto. Y, Por mencionar uno más, si se hacen pagos a entidades solidarias existe también un porcentaje a deducir a estos efectos. Se trata únicamente de prestar atención o de contar con los asesores adecuados.

Cálculo del IRPF en Andorra

En la otra cara de la moneda se encuentra el Principado de Andorra, que al respecto del IRPF en 2017 no conlleva demasiada información, puesto que como todos sabemos se trata de un estado muy joven a nivel tributario y de impuestos. Tan solo hace un par de años que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas existe en el país, por lo que empieza a dar sus primeros pasos y lo cierto es que a sus ciudadanos no les sale excesivamente caro.

Retenciones del IRPF en Andorra

Lo primero que podemos contarte del IRPF en Andorra es que no lo tendrás que tributar si no alcanzas los 24000 euros, al menos en la base general. Pero lo mejor está por llegar, y no es otra cosa que el porcentaje que corresponde a esta cuantía, un 10% en total, aunque solo deberás hacer frente a este porcentaje si superas también los 40000 euros, porque de lo contrario estarás exento de pagar un 50% del impuesto, es decir, acabarás abonando tan solo un 5%.

Deducciones en el IRPF en Andorra

En lo que respecta a las deducciones, podríamos decir que independientemente de los porcentajes particulares, los argumentos son muy similares a los que se dan en España, ya que lo más habitual es tener en cuenta a los familiares ascendentes y descendentes, los planes de pensiones y la vivienda habitual por encima de otras opciones.

¿Necesitas más información acerca de las novedades que presenta el IRPF en 2017? ¿Tributas en España o en Andorra? No importa, en Innova Gestors somos asesores fiscales, financieros y contables y trabajamos con clientes que proceden tanto de un estado como del otro ofreciéndoles todos nuestros conocimientos y nuestra dilatada experiencia. Consúltanos lo que necesites y despejaremos tus dudas.

Cómo rescatar los planes de pensiones para pagar menos a Hacienda

rescate plan pensiones

Son muchas las personas que se animan a lo largo de su vida laboral a contratar un plan de pensiones con una entidad financiera, una decisión que generalmente viene acompañada de una duda ¿cómo rescatar un plan de pensiones pagando menos a Hacienda? Los motivos de esta elección resultan evidentes, ya que gracias a esto se puede contar con una especie de sobresueldo que, junto a las correspondientes pensiones de jubilación, hace más fáciles los últimos años de nuestras vidas. Se trata de una inversión a largo plazo que tiene sus frutos cuando un trabajador alcanza la edad de jubilación.

Lo cierto es que mes tras mes y año tras año existe cierto esfuerzo por depositar parte de un sueldo en una entidad financiera, y que uno siempre espera que esta inversión tenga sus frutos y haya generado cantidades mayores. Aunque el riesgo siempre está ahí, por lo general los resultados suelen ser beneficiosos. Ahora bien, cuando llegue el momento de rescatar mi plan de pensiones, ¿cuánto se queda hacienda? ¿Hay algún modo de hacerlo para que la retención fiscal sea menor? Se preguntarán muchos de estos inversores.

Y es que, como decíamos, no resulta demasiado agradable estar ahorrando durante toda una vida para que cuando llegue el momento de rescatar un dinero que, en parte era nuestro y en parte son beneficios generados con nuestra inversión, se nos vaya pagando impuestos. Como es un tema que viene rodeado de muchas dudas, desde Innova Gestors te invitamos a pasar unos minutos con nosotros mientras te lo explicamos un poco.

Cuándo se puede rescatar un plan de pensiones

Lo primero que has de saber y tener claro con respecto al rescate de un plan de pensiones, es el momento en el que puedes llevarlo a cabo. Piensa que, aunque existen algunas excepciones, este producto está pensado, diseñado y desarrollado para que cuentes con el aporte económico después de haberte jubilado. Así que, ¿cuándo puedo rescatar mi plan de pensiones? Cuando alcances la jubilación y estés obteniendo únicamente la pensión económica correspondiente.

Ahora bien, por otro lado, existen también otras situaciones en las que se puede contar con este capital. En primer lugar, si transcurren 10 años desde la primera aportación al plan de pensiones, éste se podrá rescatar. También hay posibilidad de extraer el dinero invertido en caso de fallecimiento o de invalidez laboral total del beneficiario; y, por último, se dan otras dos opciones que tampoco resultan nada agradables para nadie, ya que se permitiría el rescate en caso de encontrarse en situación de paro de larga duración -es decir, por un plazo de tiempo superior a un año-, o si existe amenaza de desahucio para el beneficiario y siempre y cuando el capital a rescatar pueda ser suficiente para saldar la deuda.

Como ves, cuando uno da el paso de apostar por un plan de pensiones, está firmando un contrato en firme para obtener un dinero en el momento de su jubilación. A pesar de las excepciones mencionadas, es obvio que no se piensa en ellas a la hora de hacer esta elección, por lo que, por el momento, vamos a dejarlas de lado y vamos a continuar centrados en el rescate tras la jubilación; pero, ¿cómo puedo hacer el rescate de mi plan de pensiones?

Cómo se puede rescatar un plan de pensiones

Y ahora sí, nos acercamos más a la verdad acerca de cómo pagar menos impuestos a la hora de rescatar un plan de pensiones. Y es que, más que en el cuándo, lo fundamental de esta cuestión reside en el cómo hacerlo, porque existen diferentes posibilidades a la hora de recibir esta bonificación y la modalidad elegida siempre va a tener cierta influencia en la cifra final de impuestos a abonar. Durante todo el tiempo que se ahorra se está evitando pagar a Hacienda el IRPF correspondiente a esas cantidades, pero a la hora de cobrarlas vuelve a aparecer el gravamen. Las posibilidades de las que hablamos son las tres siguientes, y de ellas dependerá el resultado final del IRPF:

  • En forma de capital: se rescataría todo el dinero de una sola vez en el momento de la jubilación.
  • En forma de renta: se iría cobrando paulatinamente igual que un sueldo mensual.
  • De forma mixta: se cobraría una cantidad en un primer momento, mientras que el resto se recibiría en forma de renta.

    Cuál es la mejor opción a la hora de rescatar un plan de pensiones

    Esto siempre dependerá de la situación de cada cual. En primer lugar, si se extraen en forma de capital las aportaciones realizadas antes del año 2006, existe una exención del 40% sobre las aportaciones más los beneficios que éstas hayan generado. Por otra parte, lo más recomendable siempre va a ser hacer un cálculo entre la renta que te gustaría obtener y el porcentaje de retención que conllevaría la misma, y en base a ello ajustar la cuantía de la renta para obtener una cantidad adecuada evitando pasar al siguiente escalón porcentual en los impuestos.

    Una última recomendación sería que no rescataras tu plan en el mismo año que alcanzas tu jubilación, ya que de hacerlo en ese momento tu base general y, por consiguiente, el tipo marginal, serán más altos y tu tributación final también ascenderá. En cualquier caso, desde Innova Gestors estamos dispuestos a resolver todas tus dudas a este respecto si nos consultas. Somos asesores fiscales, financieros y contables y contamos con una gran experiencia, tanto en España, como en Andorra. No dudes en pedirnos consejo.

¿Beneficia a mi IRPF abrir un plan de pensiones?

¿Beneficia a mi IRPF abrir un plan de pensiones?

Una de las primeras cuestiones que se plantea cualquier individuo ante la decisión de abrir un plan de pensiones se encuentra en si éste beneficiará a su IRPF o no. En muchos casos, el hecho de saber que existen ciertos beneficios fiscales es uno de los factores primordiales a la hora de dar el paso; sin embargo, otras veces el desconocimiento hacia estos asuntos y las dudas y desconfianzas que esto genera, acaban derivando en un paso atrás que propicia que nunca se llegue a apostar por este producto financiero.

Si bien es cierto que resulta perfectamente comprensible la mencionada desconfianza cuando no se conocen del todo bien las condiciones, la realidad nos dice que en muchas ocasiones no se hace todo lo posible por despejar estas dudas en los ciudadanos, algo que a veces supone la pérdida de oportunidades de contratación de los planes de ahorro.

Por este motivo, desde Innova Gestors vamos a tratar de explicar con simplicidad el funcionamiento de estos impuestos en torno al plan de pensiones, y así despejar algunas dudas que no benefician ni a los usuarios, ni a las entidades financieras.

Las premisas a tener en cuenta a la hora de dilucidar este asunto son básicas: intuimos que al abrir un plan de pensiones nos podemos deducir el IRPF por los ingresos que hayamos realizado, pero ¿de qué cantidades estamos hablando? ¿Es real esta deducción? Preguntas que comienzan a responderse en la siguiente premisa, que reside precisamente en el rescate del propio plan, y en la tercera y última de estas premisas, que no es otra que la diferencia entre unos resultados y otros, para simplificar.

El IRPF en las aportaciones a un plan de pensiones

Cuando se trata de ahorrarnos el IRPF mediante las aportaciones que hacemos a un plan de pensiones, en realidad, en términos fiscales no es que se trate verdaderamente de una deducción, sino en cierto modo, de una reducción de la base imponible. Simplemente el proceso es similar al que se desarrolla al hacer una inversión, ya que cuando se ingresa una cantidad al plan, ésta se resta de la base imponible en cuestión.

Como puedes ver nos estamos refiriendo a un proceso relativamente sencillo, y es que si tienes unas ganancias y decides invertir parte de ellas en su ingreso en un plan de pensiones automáticamente van a dejar de formar parte de tu base imponible y, por consiguiente, no tendrías que pagar impuestos que respondan por ellas.
Y hasta aquí todo bien, pero lo que sucede es que cuando llega la jubilación y uno decide rescatar su plan de pensiones, el IRPF vuelve a entrar en escena: tanto cobras, tantos impuestos has de pagar a Hacienda, que te estará esperando durante toda tu vida laboral hasta el momento de tu retiro.

El IRPF en el rescate de un plan de pensiones

Llegado el momento del rescate que citábamos, se han de valorar seriamente los procesos a la hora de hacerlo; el cuándo y el cómo son muy importantes y en alguna ocasión ya te hemos hablado de ellos. Por lo general, existen tres opciones a la hora de recibir tu dinero: en forma de capital, en forma de renta o de manera mixta, lo que significa que podrás recibirlo todo de golpe, en cuantías mensuales que queden estipuladas, o bien recibiendo una cantidad más grande en un primer momento y el resto en menores cantidades mensuales.

De este modo, lo más recomendable es que te adaptes siempre al plan que más te convenga, aunque lo más habitual es cobrar el plan de pensiones en forma de renta, precisamente para beneficiarse de las deducciones que uno ha ido obteniendo a lo largo de toda su vida laboral. Todo dependerá del escalón salarial en el que cada uno se encuentre a lo largo de su vida y el que mantenga al final de ella, porque, al fin y al cabo, a ojos de Hacienda un plan de pensiones es como un salario.

¿Existe beneficio en el resultado final?

De este modo, el beneficio para el IRPF en el resultado final al haber adquirido un plan de pensiones puede llegar a ser bastante importante. Puesto que, si a lo largo de los años uno ha ido prescindiendo de una parte de su sueldo y con ello ha evitado pagar este impuesto, cuando llegue el momento del rescate, haciéndolo en forma de renta podría asumir un escalón salarial más bajo y, por lo tanto, abonar un menor porcentaje de IRPF a Hacienda por ese dinero.

Como ves, está claro que se puede obtener un beneficio en cuestiones de impuestos a la hora de adquirir un plan de pensiones, aunque si tienes más dudas a este respecto nos puedes consultar cuando lo desees. En Innova Gestors contamos con una gran experiencia como asesores fiscales, contables y financieros en España y en Andorra, una trayectoria que ponemos a tu disposición para servirte de ayuda cada vez que lo requieras.

Beneficios de la residencia fiscal en Andorra

Beneficios de la residencia fiscal en Andorra

Por todos es sabido que existe cierto atractivo con respecto a la residencia fiscal en Andorra y sus beneficios. Pero, ¿dónde residen los motivos de esta seducción? ¿Es realmente un lugar ventajoso para vivir y trabajar? Al fin y al cabo, en el principado se pagan impuestos como en casi todas partes y su clima no es precisamente cálido, aunque ciertamente no es esto lo que nos interesa abordar en este post. ¿Estamos hablando de un paraíso fiscal? Es otra de las preguntas que aparecen con frecuencia, así que ¿por qué no despejar todas las dudas posibles a estos efectos?

Pues bien, empezando por el final, Andorra no es un paraíso fiscal para España desde febrero de 2011, cuando entró en vigor un acuerdo firmado en el año anterior por ambos Estados; en éste, el principado se comprometía a colaborar con la justicia española cuando la misma solicitara llevar a cabo investigaciones sobre cuentas individuales que estuvieran bajo sospecha de guardar allí su dinero. Lo que obtenía a cambio Andorra era dejar de formar parte de la lista española de paraísos fiscales, algo que llevaba implícito otro gran beneficio.

Cuando un español establece su domicilio fiscal en uno de estos países ha de seguir pagando sus impuestos en España, durante el ejercicio en el que tenga lugar el cambio y durante los cuatro siguientes. Algo que ya no ocurre con Andorra gracias a este acuerdo, del cual han salido beneficiados muchos ciudadanos que han tenido a bien cambiar su residencia fiscal al principado.

En cualquier caso y dicho esto que podría suponer un primer beneficio, ¿qué tipo de residencias nos encontramos en Andorra? ¿Qué requisitos hay que cumplir para acceder a ellas? Y lo más importante, ¿cuáles son las ventajas de hacerlo? Descúbrelo con la ayuda de Innova Gestors, expertos asesores en sendos lugares.

Residencia activa

La residencia activa en Andorra está pensada para aquellos ciudadanos extranjeros que van a mantener una actividad laboral en el principado, y es obligatoria siempre que se vaya a trabajar.

Ahora bien, esta decisión no solo ofrece derechos, sino también algunos deberes que deberías cumplir si te estás planteando la idea, empezando por un permiso de trabajo que gestionaría la empresa que te contrate en caso de trabajar por cuenta ajena, pero hay mucho más. Como ciudadano andorrano tendrás derecho a coberturas socio-sanitarias y a los servicios de desempleo, pero ¿qué has de tener en cuenta?

Requisitos para la residencia activa en Andorra

Para mantener tu residencia activa en Andorra deberás renovar tu permiso de trabajo cuando transcurra tu primer año en el principado y hacer lo propio cada 2 años en los 4 siguientes, para pasar a renovar cada 10 años cuando finalicen dichos plazos.

Por otra parte, debes saber que tienes la obligación de notificar todos tus cambios, ya sean de empresa, de estado civil, etcétera, que debes ir siempre documentado con tu autorización de inmigración y darte de alta en la CASS, la Caixa Andorrana de la Seguretat Social, además de inscribirte en la Parroquia que corresponda a tu lugar de residencia.

Por último, en cuanto a lo referente a los vehículos, deberás homologar tu carné de conducir en caso de que lo poseas, y cambiar la matriculación en un plazo inferior a un año desde tu residencia en Andorra. Si te marchas has de notificar tu baja a la hora de abandonar el país.

Residencia pasiva

En otro orden de cosas, la residencia sin actividad lucrativa en el principado, también conocida como residencia pasiva, es otra de las opciones a la hora de disfrutar de los beneficios de la residencia fiscal en Andorra. Si bien es cierto que los requisitos son muy diferentes a los mencionados anteriormente, también se hace necesario cumplir con ciertas pautas para pasar a formar parte de la ciudadanía de este país. El cumplimiento principal es evidente, y es que no se puede desarrollar ninguna actividad laboral o lucrativa en estos casos.

Requisitos para la residencia pasiva en Andorra

Comenzando por mantener la residencia en el país durante un plazo mínimo de 90 días al año, los requisitos necesarios para conseguir la residencia pasiva en Andorra van muy en la línea de conservar la armonía económica y social del principado. A estos efectos, se exige que el titular de la residencia a habitar deposite 50000 euros, más otros 10000 por cada una de las personas que tenga a su cargo. Por último, se han de invertir 400000 euros en el país, ya sea en cuestiones de propiedad inmobiliaria o en cualquier empresa andorrana, lo cual demostrará el poder adquisitivo del extranjero en cuestión.

Ventajas de la residencia fiscal en Andorra

Como puedes ver, los requisitos exigidos para establecer una residencia fiscal en Andorra no son precisamente sencillos; sin embargo, cuando uno puede cumplirlos disfrutaría de ventajas tales como unos impuestos mucho menores, -entre un 2% y un 10% en el impuesto de sociedades, un 4,5% el IVA y entre un 5% y un 10% de IRPF únicamente en caso de superar una renta de 24000 euros anuales-, un salario medio cercano a los 2000 euros, una tasa de paro considerablemente baja, una gran expectativa de vida y total tranquilidad en un país que supera en pocos los 70000 habitantes.

En determinados términos no se puede pedir mucho más, aunque lo cierto es que las opiniones al respecto son totalmente subjetivas y cada cual ha de valorar detenidamente este tipo de elecciones. Si bien hemos despejado grandes dudas al respecto, puede que todavía te queden muchas más o te hayan surgido algunas nuevas al leer este post, por lo que te invitamos a contactar con nosotros si la idea de trasladar tu domicilio fiscal a Andorra te ronda la cabeza. En Innova Gestors estaremos encantados de asesorarte como expertos fiscales con servicios en España y en Andorra.

Infracciones y Multas de Hacienda

Infracciones y Multas de Hacienda

Si tienes una empresa, eres autónomo o estás pensando en emprender por alguna de estas dos vías o por cualquier otra, seguramente te interese conocer cómo funciona hacienda en lo referente a las posibles infracciones que puedas llegar a cometer y a sus correspondientes multas. Lo primero que has de saber es que, al igual que en cualquier otro caso, no conocer la ley no te exime de su cumplimiento, por lo que deberías prestar cierto interés a todos estos asuntos que pueden llegar a evitar sorpresas en forma de sanciones.
Desde Innova Gestors, como expertos en este tipo de temas, hemos pensado que podría ser de gran ayuda tocar este tema y ponerte en aviso de algunos aspectos, como pueden ser las irregularidades que no deberías cometer, qué supone cada una de ellas, o cuánto dinero deberías ir preparando en caso de haber llevado a cabo cualquiera de estas infracciones. Aunque es un asunto complejo, podemos sintetizarlo y hacerlo lo más comprensible posible, dando relevancia a los aspectos que verdaderamente la tienen.
Por ello vamos a estructurar el post centrándonos en tres puntos clave: comenzaremos por las infracciones más frecuentes a este respecto, ya que, aunque hay varias, por lo general solemos caer siempre en los mismos errores. Por otra parte, hablaremos de su clasificación a ojos de hacienda, y finalmente, nos referiremos a las correspondientes sanciones que pueden resultar de cada falta en función de su gravedad -aspecto que se trata precisamente en la calificación-.

¿Cuáles son las infracciones que se cometen de manera más habitual?

Aunque los tipos de infracción que se pueden llegar a cometer son numerosos, en realidad, todos tienen en común dos posibles acciones: la ocultación de datos o el empleo de medios fraudulentos, y en algunos casos se llegan a dar ambas situaciones. A partir de aquí, existen diversos factores que influyen en la gravedad de la infracción y en la cuantía de la multa a pagar.
Si profundizamos en los aspectos de la ocultación y el fraude, cabe señalar que la primera se refiere a los casos en los que la infracción reside en la no presentación de declaraciones de hacienda, o en la presentación con datos falsos que ilustren operaciones inexistentes, o que dejen de mostrar operaciones que sí se han realizado, de manera que se influya en la determinación de la deuda, siempre y cuando dicha incidencia represente un porcentaje superior al 10% de la base de la sanción.
Por otra parte, el empleo de medios fraudulentos puede aparecer en tres casos diferentes. En primer lugar, cuando se presentan facturas falsas y la incidencia en la deuda supere el 10% de la base de la sanción; en segundo lugar, cuando se utilicen personas o entidades interpuestas y, por último, cuando se den anomalías en libros de cuentas o en los diversos registros que se han de tener por norma, y la incidencia en la deuda es superior al 50% de la base de la sanción.

Si necesitas una asesoría fiscal por una infracción o multa en Innova Gestors sabemos cómo funciona Hacienda y podemos ayudarte.

Clasificación de las infracciones por parte de hacienda

Hacienda clasifica las irregularidades según su gravedad, y lo hace mediante tres escalones como son las infracciones leves, las graves y las muy graves, y las correspondientes penalizaciones siempre van a ir en función del escalón en el que se sitúe la incorrección. Veamos detalladamente las tres posibilidades:

  1. Infracciones leves: tienen lugar cuando la base de la sanción es inferior a los 3000 euros o cuando la base de la sanción sea superior a esta cifra, pero no haya habido ocultación.
  2. Infracciones graves: se dan si la base de la sanción supera los 3000 euros y hay ocultación, cuando se da una contabilidad incorrecta y la incidencia sobre la deuda oscila entre el 10% y el 50% de la base de la sanción, también tienen lugar si se aportan facturas o documentos falsos pero la cifra no supera el 10% de la base de la sanción y, por último, cuando se trata de cantidades retenidas, cuyo importe es inferior al 50% de la base de la sanción.
  3. Infracciones muy graves: se dan cuando las cantidades retenidas son superiores al 50% de la base de la sanción, y también siempre que se utilicen medios fraudulentos.
    Las pautas de las que se vale hacienda para determinar el nivel de gravedad de una infracción, son la reincidencia en los mismos errores en un plazo menor a cuatro años, el incumplimiento a un nivel importante de la obligación de facturación o documentación, la cuantía del perjuicio económico causado a hacienda, y el acuerdo mostrado por el infractor, que puede derivar en la reducción de la multa.

Sanciones impuestas por hacienda

Podemos encontrar tres tipos diferentes de multas impuestas por hacienda ante cualquier infracción, las cuales se conocen como sanciones no pecuniarias, sanciones pecuniarias de cuantía fija, y sanciones pecuniarias de cuantía proporcional. Las últimas son las que se suelen definir según la gravedad y la infracción en sí. Cuando se trate de una infracción leve, la sanción será del 50% de la cuantía no ingresada, mientras que si es grave podrá oscilar entre el 50% y el 100% del importe, y si es muy grave irá entre el 100% y el 150% de la cantidad evadida.
En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es evitar las sanciones, y eso es algo tan sencillo como contar con Innova Gestors, puesto que somos asesores financieros, fiscales y contables y contamos con una gran experiencia desarrollando nuestras labores con numerosos clientes que llegan de España y de Andorra. Te asesoraremos a la perfección para que no cometas ninguna irregularidad fruto del despiste o del error, algo que siempre puede ocurrir.

¿Es lo mismo un plan de pensiones que un plan de jubilación?

plan de pensiones y plan de jubilación

Probablemente a todos en la vida nos llega ese momento en el que empezamos a plantearnos la idea de recurrir a algún colchón para los últimos años de nuestra existencia. Sabemos que en la mayoría de casos tenemos derecho a una pensión, pero la pregunta que siempre nos ronda la cabeza es ¿será suficiente? En cualquier caso, tanto si lo es, como si no lo fuera, siempre nos encontramos con dos posibles soluciones a valorar seriamente para hacer de nuestra tercera edad una época apacible.

Nos referimos, claro está, a los planes de jubilación y a los planes de pensiones. ¿Es lo mismo una cosa que la otra? Muchas personas, creen que sí y cometen el error de escoger la opción equivocada por culpa, en gran medida, de un mal asesoramiento que en ocasiones llega a ser incluso inexistente.

Pero si estas dos posibilidades no son iguales, ¿en qué consiste cada una de ellas? ¿Cuáles son las diferencias que te puedes encontrar entre ambas? Desde Innova Gestors, en este post queremos hablarte sobre ello para despejar todas tus dudas y aumentar tus conocimientos a este respecto, de manera que un nulo asesoramiento no te conduzca hacia la decisión que menos te conviene cuando llegue el momento.

¿Qué es exactamente un plan de jubilación?

Cuando hablamos de un plan de jubilación nos estamos refiriendo a un género de los conocidos como seguros de vida. Como tales, las únicas entidades que ofrecen este tipo de servicios son las aseguradoras, que reciben un dinero por parte del cliente y que en un principio se liberaría por invalidez, fallecimiento o vencimiento del contrato. Decimos que esto sería en un principio porque, en realidad, el asegurado puede disponer de su capital cuando lo desee, siempre que cumpla con los requerimientos contractuales determinados desde un primer momento.

Por lo general, y salvo raras excepciones, los planes de jubilación son planes de renta fija, lo que garantiza un mínimo de dinero que el cliente tiene asegurado, y al que se añadirían los correspondientes intereses pactados previamente.

Para cualquiera que esté buscando la opción de adquirir una pensión fija a partir del momento en que termine su actividad laboral, estaríamos hablando de una gran idea, puesto que, aunque las ganancias no sean demasiado altas, el riesgo en estos casos siempre es mínimo. Con esto y con todo, sería cuestión de valorar al mismo tiempo la otra opción, porque un plan de pensiones puede ser igualmente interesante.

¿Qué es exactamente un plan de pensiones?

Por otra parte, el funcionamiento de un plan de pensiones es completamente diferente del anterior, y prácticamente lo único que comparten es su motivación y sus objetivos, que sí que resultan similares. En primer lugar, el que nos ocupa es un producto financiero y, por ende, es un plan que ofrecen las entidades financieras, lógicamente. Esto nos lleva a la conclusión de que en estos casos la renta suele ser de tipo variable, otra de las características de este tipo de servicios, aunque también podemos encontrarnos con planes de renta fija o de renta mixta.

De cualquier forma, el mayor atractivo de los planes de pensiones con respecto a los de jubilación reside precisamente en las posibles ganancias. En este caso el riesgo será, seguramente, mucho mayor; sin embargo, las ganancias también pueden ser más importantes, dependiendo siempre del estado y las circunstancias de los mercados en cada momento.

Si bien nos estamos refiriendo a cantidades más volátiles, que pueden oscilar o fluctuar dependiendo de la época, lo cierto es que las rentas llegan a alcanzar números mayores. En cualquier caso y, como señalábamos anteriormente, siempre es importante atender a determinados factores para sopesar por qué opción nos deberíamos decantar. No obstante, entre ambos productos existen otras diferencias que también nos podrían ayudar en la toma de decisiones.

Diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones

Aunque, como venimos relatando, las distinciones entre uno y otro plan son innumerables, podemos hacer un repaso sobre las más destacadas y las que mayores consecuencias tendrían como resultado de esta importante decisión. Algunas de ellas, ya se pueden observar en las descripciones que hemos realizado de ambos servicios, mientras que otras engrosarán una lista que, con total seguridad, te va a interesar si esta idea está rondando en tu cabeza.

  • El origen de sendos planes es la primera de las diferencias entre ambos y una de las más básicas. Como señalábamos, el plan de jubilación proviene de las aseguradoras, mientras que el de pensiones ha de solicitarse en una entidad financiera.
  • En cuanto a las retenciones fiscales, que es otra de las razones que suelen motivar las decisiones de los beneficiarios a la hora de escoger entre un plan de pensiones o uno de jubilación, cabe señalar que, en el caso del primero el IRPF es deducible en la declaración de la renta, y cuando se trata de un seguro esta opción no es viable. Sin embargo, cuando éste último se libere solo se deberá tributar por los intereses generados durante el tiempo que haya estado en marcha.
  • En las cuestiones referidas a la rentabilidad y al riesgo, como hemos comentado, el plan de jubilación y el plan de pensiones difieren por completo. Ya que en el primer caso el producto es mucho más seguro y menos rentable y, por el contrario, el servicio financiero promete ser más sustancioso, pero como siempre dependerá de la situación de los mercados, es más arriesgado.
  • Por último, y siendo quizás uno de los factores más importantes, otra de las grandes diferencias entre ambos productos reside en que los planes de pensiones únicamente pueden ser rescatados cuando llega el momento de la inactividad laboral, y en los planes de jubilación el capital puede liberarse en cualquier momento (salvo excepciones), siempre que se cumplan los requisitos estipulados -de lo contrario, se requeriría del pago de una penalización-.

Escoge la opción más interesante con Innova Gestors

Queda claro, pues, que los planes de pensiones y los planes de jubilación no son lo mismo, son productos completamente diferentes a pesar de las pequeñas similitudes que comparten, entre las que se incluyen los parecidos en su denominación. Desde Innova Gestors hemos intentado explicar este asunto de manera profunda, pero si todavía tienes dudas a este respecto, estaríamos encantados de servirte de ayuda a la hora de tomar tu decisión.

Somos asesores fiscales, contables y financieros en Andorra y España y contamos con una gran experiencia, lo que nos ha aportado grandes conocimientos que ponemos a tu disposición para que los aproveches cuando lo consideres oportuno. ¿Te conviene más un plan de jubilación o un plan de pensiones? Nosotros te asesoramos.

Cuándo una declaración puede ser conjunta

Cuándo una declaración puede ser conjunta

Cuando hacemos la declaración de IRPF en España, ésta se presenta de forma individual con carácter general. Nos beneficiábamos de las ventajas “estándar” y aguardábamos a ver qué resultado nos daba la declaración de la renta anual. ¿Nos devuelven? ¿Tenemos que pagar?

En España, que no en Andorra, existe la opción de hacer esta declaración de forma conjunta. ¿Esto qué es? ¿Qué beneficios conlleva? ¿Qué requisitos tengo que cumplir para hacerlo de esta manera? Con este nuevo artículo de nuestro blog, en Innova Gestors esperamos arrojar un poco de luz sobre el asunto.

¿Qué es una declaración conjunta?

Es aquella que realizas como miembro de una unidad familiar. Es decir, si formas parte de una y decides que ésta haga la declaración en lugar de hacerla tú de forma individual, a esta opción se le llama declaración conjunta; así de sencillo. Los requisitos para hacerla, así pues, es que formes parte de una unidad familiar.

¿Y una unidad familiar qué es? Pues hay dos descripciones oficiales, que resumimos de la siguiente manera: has de estar casado o tener hijos. Legalmente:

  • Formas parte de un matrimonio, tengas hijos o no.
  • Estás separado legalmente, viudo o tienes una pareja de hecho. En estos casos formarás unidad familiar siempre y únicamente con tus hijos.

Las condiciones de los hijos para que se puedan incluir en una unidad familiar también las resumimos en dos puntos:

  • Los hijos menores de edad han de vivir con los padres en la misma casa o, bajo su consentimiento, de forma independiente de éstos.
  • Los hijos mayores de edad han de estar incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

Uniendo las anteriores condiciones, sacamos las siguientes conclusiones:

  • En un matrimonio, la unidad familiar la forman los miembros de éste y, si los hubiere, los hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • En una separación legal, solo uno de los dos (padre o madre) podrá formar parte de unidad familiar, siempre y cuando éste o ésta conviva con la totalidad de los hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • Una persona viuda formará parte de una unidad familiar si tiene hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • En una pareja de hecho, solo una de las dos partes (padre o madre) podrá formar una unidad familiar con la totalidad de los hijos que vivan con esa parte y que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas. La otra parte realizará una declaración individual.
  • Ninguna persona puede formar parte de dos unidades familiares distintas a efectos de IRPF.

¿Qué beneficios tiene el hacer una declaración conjunta?

Cuando una persona tributa a nivel individual, los primeros 5.151€ están exentos de incluirse en la declaración anual. Si forma parte de una unidad familiar, ésta tendrá derecho a ampliar esta cifra 3.400€ más, dando un total de 8.551€. Si esta unidad familiar es monoparental (es decir, parejas separadas, personas viudas o parejas de hecho, siempre con hijos a su cargo) la deducción será algo menor: de 2.150€.

¿Cuándo conviene hacer una declaración conjunta en España?

Vamos a ver las distintas opciones que hay, porque no siempre es beneficioso ejercer este derecho.

  • Matrimonio sin hijos donde ambos trabajan: la deducción conjunta sería de 8.551€, mientras que si lo haces por separado te podrás deducir 5.151 x2 = 10.302€. Es decir, ahorras más dinero con dos declaraciones individuales.
  • Matrimonio sin hijos donde solo uno de los dos trabaja o, el que trabaja, no llega al mínimo para poder deducirse los 5.151€: en este caso, con la individual solo os podríais deducir 5.151€, mientras que con la conjunta serían 8.551€.
  • Matrimonio con hijos que cumplan las condiciones mencionadas: dependerá de si los padres trabajan o no, por lo que nos remitimos a lo que acabamos de ver.
  • Unidad familiar monoparental con hijos (separado, viudo, pareja de hecho): conviene hacer una conjunta, sin ninguna duda.
  • Si se tiene una hipoteca en común: ojo, la ley establece que os podéis deducir 9.040€ cada uno por compra de vivienda habitual. Si hacéis la conjunta os quedaréis con esos 9.040€, mientras que la hacéis individual os deduciréis un total de 18.080€ entre los dos.

Otras reducciones a tener en cuenta a la hora de hacer la declaración en España

Formar parte de una unidad familiar es solo una de las posibles deducciones que podrás aplicar. El hecho de tener hijos menores de 25 años o mayores de 25 con discapacidad también desgrava siempre que éstos no ganen más de 8.000€ al año.

La deducción por mínimo personal es de 5.151€ anuales, pero si tienes más de 65 años esta cantidad asciende a 6.069€, y si pasas de los 75 alcanza los 6.273€.

Como hemos visto, las hipotecas también generan reducciones. Pregúntanos si quieres más información sobre las mismas.

Conclusiones

Por norma general, podemos decir que si estáis casados y ambos dos trabajáis será el único caso en el que no convenga hacer la declaración conjunta, dejando hipotecas de lado. Para el resto (unidades familiares monoparentales con hijos y matrimonios en el que solo trabaje uno de los dos) no cabe duda de que la reducción familiar de 3.400€ será la mejor opción para ahorrar algo de dinero al hacer la declaración de la renta.

Te animamos a que nos preguntes si tienes alguna duda sobre la renta en España. Como asesores contables, financieros y fiscales en Andorra y España llevamos ayudando a clientes en esta materia desde hace más de 10 años, por lo que conocemos el intrincado sistema fiscal y podemos aconsejarte para que saques el máximo beneficio personal cumpliendo con todas tus obligaciones tributarias. ¡No dudes ni por un segundo en preguntarnos lo que quieras!

Cómo ahorrar impuestos

Cómo ahorrar impuestos

No cabe duda de que las declaraciones de impuestos son una de las fuentes más grandes de pérdida de capital por nuestra parte. Con el IRPF e IS y demás impuestos ayudamos a mantener el supuesto estado de bienestar, por lo que no nos tiene que doler más de lo necesario aportar ese plus económico relacionado con nuestra actividad económica ni ejercer de recaudadores de IVA (en España) o IGI (en Andorra) para el gobierno.

A pesar de ello, es evidente que si nos pudiéramos ahorrar algunos euros en cada declaración basándonos en la legislación actual, a todos nos podría venir muy, pero que muy bien. Con este artículo pretendemos contarte algunas ventajas y situaciones favorables generales que podrías aprovechar para ahorrar impuestos en tu próxima declaración.

Adecúate al régimen

Cada país es un mundo distinto. La fiscalidad cambia de una frontera a otra y dependiendo de tu actividad económica, podrías valorar cuál de ellas te favorecería más antes de empezar a tributar por la misma. Por ejemplo, en España se paga una cuota de autónomos de casi 280 euros al mes y un IVA general del 21%. En Andorra, en cambio, la cuota de autónomos es bastante superior (434,15€) y el IGI general es del 4,5%, pudiéndose ver reducido hasta un 1% o un 0%.

¿Qué me interesa más, hacerme autónomo en Andorra o darme de alta en España? Si me montara una pyme, ¿me saldría a cuenta hacerlo en Andorra? Es muy importante responder a todas estas preguntas antes de tomar una decisión definitiva sobre qué hacer. Si tenemos la potestad de poder elegir dónde fiscalizar –porque podemos cumplir con los requisitos para hacerlo allá donde queramos–, ¿por qué no elegimos la mejor opción de entre todas las afines a mi actividad económica? Esto es válido para todos los países del mundo. Si se trata de hacerlo en España o Andorra, no dudes en contactar con nosotros para ayudarte a tomar la decisión más ventajosa.

Si ya estás establecido en un lugar y quieres cambiar de régimen fiscal, te lo recomendamos al 100%. Es una opción costosa porque no se puede quedar ningún cabo suelto, pero es 100% legal, fiable y muy segura. Si quieres realizar este cambio entre España y Andorra, dínoslo y realizaremos todos los trámites por ti.

Crea puestos de trabajo para ahorrar impuestos

Si tienes una empresa o eres autónomo, estés en el país en el que estés podrás ahorrar impuestos si contratas a gente para que trabaje para la empresa o para ti. Es obvio: a los gobiernos les interesa que baje la tasa general de paro y por ello, animan con suculentas ventajas económicas a aquellas empresas y autónomos que facilitan el flujo del mercado laboral.

Más allá de que los gobiernos intenten seducirte, desde Innova Gestors te animamos a que crees puestos de trabajo. No te estarás gastando el sueldo del asalariado, sino que estarás invirtiendo en el futuro de tu empresa o actividad y en el del país en el que ésta tribute. Recibirás bonificaciones económicas, tu empresa o actividad crecerá y el gasto real será mucho menor que el que te imaginas en un principio.

Atención a los cambios de legislación

Cuando llegan las elecciones y los gobiernos ven peligrar su posición en el congreso se suelen tomar medidas muy favorables para los votantes de a pie: reducciones en el IRPF o en el IS, reducciones en la base de cotización, reducciones en los impuestos indirectos, subida de las pensiones, etc. Te prometen de todo para que les votes, y luego cuando salen elegidos tienen dos opciones: deshago lo que he cambiado para que me votes o lo dejo como está.

Cuando estas medidas afectan a los impuestos, generalmente se establece un marco de aplicación bastante amplio en el tiempo. Por ejemplo: hasta esta fecha, toda la tributación es del 15% mientras que a partir de ella, será del 11%. Así pues, si por ejemplo realizas una venta inmobiliaria o generas dinero de alguna forma que puedas elegir en qué fecha formalizar el acuerdo, venta o transacción, te recomendamos que te esperes a ver qué legislación te conviene más: si la anterior a estas medidas electorales o la posterior a las mismas.

Si voy a realizar una venta de 30.000€ y hasta el 31 de octubre la tributación es de 3.500€ y a partir del 1 de noviembre es de 3.000€, ¿por qué no esperar hasta noviembre si puedo hacerlo? Las agencias tributarias no son tontas, evidentemente, y cuentan con este factor a la hora de proponer y lanzar medidas; pero en algunas ocasiones se les escapa y queda algo de tiempo para tomar decisiones. Si aprovechas estos intervalos, ahorrarás impuestos de la forma más sencilla que hay. ¡Y todo legal!

No te creas más listo que la Agencia Tributaria

Fiscalices en Andorra, España o cualquier otro país, no caigas en el error de pensar que eres más listo que la agencia tributaria en cuestión. Ahorrar impuestos es posible, pero siempre dentro de un marco legal que igual no te permite llegar al margen que andas buscando. Todo el dinero genera impuestos y hay que pasar por el aro sí o sí.

Si no lo haces, las agencias tributarias son muy lentas, pero extremadamente efectivas. Llegará el día en el que llamará a tu puerta y seguramente lleve consigo una multa bajo el brazo. La transparencia entre España y Andorra es cada vez más clara y ocultar el capital es cada vez más difícil. La evasión no es una medida inteligente para el ahorro; te recomendamos encarecidamente que no caigas en la trampa y que te conformes con las medidas legales que te proponemos para ahorrarte, por ejemplo, un 10% en lugar del 100% que conlleva el fraude.

Ahorra impuestos con Innova Gestors

Cada caso es una historia diferente y te animamos a que nos cuentes el tuyo para que te aconsejemos sobre todas las posibilidades que tienes para ahorrar. Cuando hables con nosotros te habrá quedado una idea clara, pero en última instancia serás tú quien decida qué hacer con tu dinero; nosotros solo estamos aquí para aconsejarte fiscalmente sobre Andorra y España. ¡Cuenta con nosotros!

Deducciones que puedo practicar en mi declaración

Deducciones que puedo practicar en mi declaración

Trabajamos, cotizamos, pagamos impuestos y volvemos a trabajar, repitiéndose el ciclo una y otra vez. Ganamos dinero para vivir nuestra vida pero todos estos ingresos están sujetos a ciertas obligaciones, que se ven reflejadas con cada declaración.

¿Y si pudieras “reducir” las cantidades de dinero que tienes que pagar? Las deducciones en las declaraciones se dan en los sistemas tributarios de todos los países y con este artículo pretendemos hacerte un resumen de qué condiciones tendrías que cumplir para atenerte a las deducciones particulares de Andorra.

Base de tributación general

Se da al integrar las rentas de trabajo, las de las actividades económicas y las del capital inmobiliario. ¿Y qué deducciones conlleva?

  • Del 100% (es decir, no hace falta hacer la declaración del IRPF) cuando tus ingresos no superan los 24.000€ (esta cantidad puede ascender a 30.000 si tienes alguna discapacidad o incluso hasta 40.000€ si tu pareja estable o cónyuge no se puede beneficiar total o parcialmente de la misma deducción).
  • De 750€ por cada descendiente menor de 25 años y ascendiente mayor de 65 que viva contigo o dependa económicamente de ti y su renta anual no exceda los 12.000€. Si tiene una discapacidad, este importe se multiplica por 1,5.
  • Del 25% y hasta un máximo de 1.000€ del gasto anual de la hipoteca de tu residencia habitual y derivados de la misma (amortizaciones, intereses, gastos de terceros, etc.).
  • Los planes de pensiones, hasta un máximo de 5.000€ o de un 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.
  • Las pensiones compensatorias a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos.

Consideraciones a estas deducciones:

  • La deducción por hijos a cargo no se puede aplicar en su totalidad por los dos progenitores, sino que el reparto se hará de forma equitativa, al 50% cada uno.
  • Si uno de los progenitores tiene su residencia fiscal fuera de Andorra, no podrá optar a esta deducción y el otro podrá deducirse el 100% del importe correspondiente al descendiente.
  • Si tu residencia habitual la has comprado a medias con tu pareja, os podréis deducir el 50% cada uno de ese 25% del gasto anual de la hipoteca, hasta un máximo de 1.000€ (500€ cada uno).
  • Aunque tengas una hipoteca abierta sobre un piso que tienes alquilado a un tercero, no podrás deducírtela al no ser tu residencia habitual.
  • Los planes de pensiones sí que tienen las deducciones que hemos comentado, pero no los planes de ahorro.

Base de tributación del ahorro

Ésta se da al integrar las rentas del capital inmobiliario y los beneficios y pérdidas del capital. La única deducción a la que está sujeta es la de los 3.000€* en concepto del mínimo exento por la obtención de rentas de este tipo.

*Nota: estos 3.000€ no pueden generar nunca una base de tributación del ahorro negativa; es decir, aunque el ingreso sea de 1.500€ la declaración será de 0€, y no de -1.500€.

Cuota de liquidación

Si a las bases que acabamos de considerar les restamos sus deducciones nos quedarán dos liquidaciones. Dichas liquidaciones, si las sumamos y obtenemos su 10% (gravamen), darán la cuota de liquidación resultante, que todavía podrá gozar de ciertas deducciones adicionales:

  • Un importe que equivalga al 50% de la base de tributación anterior, con un máximo de 800€.
  • Deducciones para eliminar la doble imposición interna: en este caso, de la cuota se deducen los importes del impuesto comunal sobre la radicación de actividades comerciales, empresariales y profesionales y el que grava sobre los rendimientos arrendatarios.
  • Deducciones para eliminar la doble imposición internacional: si se obtienen rentas o beneficios originados en el extranjero, se calculan dos cantidades:
    • ¿Cuánto tributa al IRPF (o equivalente) en el país donde se origina?
    • Esa misma cantidad, ¿cuánto tributaría si se diera en Andorra?

Se elige el importe menor de esas dos cantidades y esa es la cantidad que podrás reducirte en tu cuota.

  • 3.000€ por persona de incremento medio en la plantilla de una empresa a mantener durante el año posterior al período impositivo: es decir, que si creas tantos puestos de trabajo como para subir el número medio de trabajadores en 1 y lo mantienes al año siguiente, recibirás 3.000€ por cada unidad aumentes la media.
  • 5% de cada nueva inversión que realice la empresa, siempre que estén afectas a la actividad empresarial y se mantengan durante cinco años en el patrimonio.

Y si estas últimas deducciones son superiores a la cuota de liquidación, podrás deducírtelas en las tres posteriores.

Conclusiones sobre las deducciones que puedo practicar en mi declaración

Como ves, en general las deducciones tratan de ayudar a personas con cierto desgaste económico asociado a su vida cotidiana (hijos, ancianos, hipotecas, etc.) y a las empresas que generen puestos de trabajo y caudal inversor.

Esperamos que con este artículo tengas más claro qué tipo de deducciones podrás practicar en tu próxima declaración. Para realizarla sin fallos, nada mejor que una asesoría profesional especializada en materia fiscal, contable y laboral de Andorra y España, como somos en Innova Gestors. ¡Contacta con nosotros!

 

deducciones IRPF 2016 Andorra

 

Obligaciones con la Agencia Tributaria a lo largo del ejercicio

Obligaciones con la Agencia Tributaria a lo largo del ejercicio

El marco fiscal de Andorra se cerró en 2015, año en el que se estableció el famoso IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), complementario al IS o Impuesto de Sociedades, referido a las sociedades limitadas, anónimas o unipersonales. Antes del mismo ya se había establecido en 2012 el equivalente al IVA español, conocido en el país pirenaico como IGI (Impuesto General Indirecto).
Establecido el sistema, ¿qué obligaciones tiene un residente en Andorra ante la Agencia Tributaria a lo largo del ejercicio fiscal? Con este artículo pretendemos sintetizar el qué, el cuánto, el cómo y el cuándo, a fin de que no se te pasen los plazos y hagas las declaraciones sin errores. Si tienes algún problema o pregunta sobre los formularios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

IRPF

Lo ha de presentar todo aquel que resida, fiscalmente, en Andorra.
Hay cinco tipos de renta sobre las que se aplica este impuesto:

  • Rentas de trabajo
  • Rentas de capital inmobiliario
  • Rentas de actividades económicas
  • Rentas del capital mobiliario
  • Rentas de las ganancias y pérdidas de capital

El IRPF tipo es del 10% y se debe presentar entre el 1 de abril y el 30 de septiembre del ejercicio posterior al que estamos declarando. Es decir, que si estamos presentando la declaración del ejercicio de 2016, presentaremos los modelos correspondientes entre abril y septiembre de 2017.
Las personas cuyo IRPF solo grave sobre su renta de trabajo, capital inmobiliario o rentas exentas, no hará falta que presenten la declaración. ¡Ojo! El pago lo tendrán que hacer igualmente, pero el porcentaje en el caso de las rentas de trabajo variará, aplicadas las reducciones que toquen y siempre teniendo en cuenta que los primeros 24.000€ no tributan.
Los formularios de presentación variarán en función de las rentas sobre las que se aplique el impuesto, pero podemos dividirlos entre los de entrega obligada y los formularios facultativos.
Los modelos obligatorios son el Formulario 300 (Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y el 300L, que es la hoja de liquidación del impuesto.
Los formularios facultativos son cinco:

  • 300A, de datos personales, familiares y económicos
  • 300B, de rentas de trabajo y rentas de capital inmobiliario
  • 300C, de rentas de actividades económicas (como las de un autónomo, por ejemplo)
  • 300D, de rentas de capital mobiliario
  • 300E, de ganancias y pérdidas del capital personal

Impuesto de Sociedades

El Impuesto de Sociedades grava sobre todos los beneficios obtenidos por las sociedades que están establecidas fiscalmente en Andorra.
La fecha final de liquidación está fijada para el 31 de julio (en caso de que el ejercicio económico coincida con el año natural), mientras que el pago a cuenta se hace como muy tarde dos meses después, hasta el 30 de septiembre.
Como explicamos en la comparativa entre autónomos y sociedades en Andorra de la semana pasada, el tipo es del 10%, a pesar de que en ciertos escenarios este impuesto puede verse reducido hasta el 2%, condición por la que muchas empresas deciden trasladar su residencia fiscal a nuestro país.
Para presentarlo solo hay que ir al Departamento de Tributos y Fronteras con el número de registro tributario y, si fuese necesario, una autorización de representación. También se puede realizar por Internet, a través de la Oficina Virtual de www.impostos.ad.

Impuesto General Indirecto

El Impuesto General Indirecto es el equivalente al IVA en España y el concepto es el mismo. Los bienes y servicios tributan al 4,5%, 2,5% 1% i 0%, un valor bajísimo en comparación con el 21%, 10% i 4% que se paga en España o el 20%, 10% 5,5% i 2,5%de Francia. Además, existen ciertos casos en los que se pueden aplicar reducciones.
Su liquidación se hace mensual, trimestral o semestral, dependiendo de la cantidad que se declare:

  • Menor a 250.000€: liquidación semestral, con la primera declaración en julio y la segunda en enero del año posterior al ejercicio
  • Entre 250.000 y 3.600.000€: liquidación trimestral, en los meses de abril, julio, octubre y enero del año siguiente
  • Mayor a 3.600.000€: liquidación mensual

La regularización del impuesto se realiza en enero del año siguiente al ejercicio.
Para declarar el IGI consideraremos el IGI repercutido, el soportado de importaciones y el de operaciones interiores. Podemos hacerlo a través de la Oficina Virtual o presentando los formularios 900 y 910, relativos al régimen normal o al simplificado.

IRNR

El Impuesto sobre la Renta de las Personas No Residentes se aplica sobre aquellas personas o empresas que hayan obtenido beneficio en Andorra sin residir fiscalmente en el país y para lo cual nos hemos de guiar del convenio para evitar la doble imposición entre Andorra y el país correspondiente, en caso que lo haya. Con España y Francia son de reciente creación y nos evita la aplicación de esta retención en muchas ocasiones.
El tipo normal es del 10% y existen, como en los demás impuestos en Andorra, reducciones. Las declaraciones son trimestrales, sea cual sea la cuantía: el primer trimestre se liquida en abril, el segundo en julio, el tercero en octubre y el cuarto en enero del año siguiente al ejercicio fiscal. Los formularios son los 700/710, 700A/710A y 700B/710B.
Otras obligaciones durante el ejercicio
Existen otras obligaciones menos generales con la Agencia Tributaria, que podemos resumir en la Fiscalidad del Ahorro (declaración anual en marzo del año siguiente al ejercicio), el ISI de los seguros (liquidación trimestral en marzo, junio, septiembre y diciembre, con la regularización durante los tres primeros meses del año siguiente al ejercicio) y el Impuesto sobre las actividades de juegos de azar, con pagos trimestrales a cuenta.

Declara tus impuestos con la ayuda de Innovagestors

El sistema fiscal en Andorra es relativamente nuevo, por lo que si necesitas ayuda o no tienes claro qué formularios rellenar, cuáles no, qué deducirte o qué derechos y obligaciones exactas tienes, te instamos a que te pongas en contacto con nosotros para que te asesoremos fiscalmente como llevamos haciendo con nuestros clientes desde 2008.

Qué es una amortización en contabilidad y para qué sirve

Qué es una amortización en contabilidad

El término de amortización se usa con mucha frecuencia en el ámbito de la contabilidad y las finanzas, siendo un procedimiento muy importante para quienes nos dedicamos a esta actividad. A pesar de ser un procedimiento, tiene dos significados opuestos dependiendo de si estamos hablando de un activo o de un pasivo: no es lo mismo amortizar un préstamo que amortizar la compra de un coche de la empresa.

¿Qué es una amortización en contabilidad de pasivos y activos?

Amortización de pasivos: Un pasivo es el reflejo de una deuda y por lo tanto, la amortización de un pasivo significa cancelar dicha deuda. Cuando se tiene un préstamo debemos un capital y a la vez, el banco nos cobrará unos intereses en cada cuota. El procedimiento de ir cancelando capital en cada cuota, es la amortización.

Amortización de activos: Este concepto se usa mucho en contabilidad pues la empresa, normalmente compra activos tales como maquinaria, coches, ordenadores…etc, cuyo coste suele ser elevado si lo comparamos con los gastos normales del día a día (como la compra de material de oficina por ejemplo). Por lo tanto, en contabilidad, se puede, y se debe ir amortizando el coste de dichos activos.

¿Cómo se realiza esto?

Normalmente dependiendo del coste del activo, se puede amortizar en 2 años, 5, 10 o incluso 50.

Las tablas de amortización según el plan contable de Andorra son estas

 

cuadro amortización contable y fiscal

Imaginemos que hemos comprado una furgoneta de reparto en una panadería. Evidentemente los 10.000€ que nos ha costado no los podemos considerar como gastos de ese mes; de hecho, la furgoneta tiene una vida útil y la iremos utilizando durante unos años. Por lo tanto, en contabilidad, ese coste de la furgoneta debemos distribuirlo en varios años y meses, aquellos que consideremos apropiados según su coste. Para eso nos podemos guiar de la tabla anterior en la que se han separado las amortizaciones fiscales de las contables. ¿A qué se deben estas diferencias?

La amortización contable sirve para identificar en qué medida el activo ha contribuido a generar ingresos, pero la amortización fiscal trata de controlar en qué medida se puede deducir dicho gasto en la cuenta de resultados. Dicho en otras palabras, la amortización fiscal trata sobre el gasto deducible que genera dichas amortizaciones para pagar más o menos impuestos. De ahí que sea tan importante para las asesorías tener este punto controlado.

Por norma general y para evitar trabajos extra, a no ser que salga muy a cuenta por algún motivo en concreto, las empresas tratarán de igualar los años de amortización contable con los de amortización fiscal.

En el caso que esto no sea así y decidamos amortizar un edificio en 40 años fiscalmente y 50 en contabilidad, a final de ejercicio debemos realizar aquello que se llama regularizaciones por diferencias temporales. Esto no es otra cosa que regularizar la cuenta de explotación contable para calcular correctamente el impuesto de sociedades correspondiente.

Las diferencias generadas a favor de la empresa por amortizar un bien de manera acelerada sólo difiere el pago de la parte proporcional en el Impuesto de Sociedades, se genera así un pasivo que deberá revertir cada año.

Por otra parte cabe señalar la importancia de amortizar correctamente un activo en contabilidad y es que de esta manera su valor en el balance de la empresa es correcto. Así, la furgoneta de la que la hablábamos en el ejemplo anterior, tendrá un valor en balance de 10.000€ en el momento de la compra y dicho valor se irá minorando por el importe de amortización a medida que pasen los años, es decir, no tendremos los mismos 10.000€ en el balance en el año 2016 que en el año 2020, hecho que influye notablemente en el análisis y valoración de la empresa.

Diferencia entre gestoría y asesoría

Diferencia entre gestoría y asesoría

¿Necesitas una gestoría o una asesoría? ¿Sabes la diferencia entre gestoría y asesoría? Asesorar, gestionar o guiar a una empresa en su andadura económica suele ser parecido pero si queremos matizar no es lo mismo. Estas diferencias radican sobre todo en el servicio principal ofertado al cliente: asesorar o gestionar directamente las obligaciones empresariales del mismo.

Hablar de gestoría y de asesoría, por desconocimiento, nos puede parecer lo mismo. Además un asesor, muchísimas veces, acaba realizando los trámites de sus clientes y al revés, es decir, un gestor puede asesorar sobre cómo realizar estos trámites de manera más eficaz para la empresa. Así que, solo si queremos ser muy puntillosos vamos a hablar de estas diferencias. Habrá quien diga que un gestor hace más que un asesor y viceversa. Sinceramente, no es así y explicamos el porqué.

¿Qué debería hacer una gestoría que no hace una asesoría?

La respuesta es sencilla: gestionar los trámites de sus clientes.

Para contratar una u otra figura, ¿en qué debemos fijarnos? ¿En el calificativo de gestor o asesor? Pues debemos prestar atención a los servicios incluidos en el presupuesto. No es lo mismo que nos gestionen los impuestos, lleven nuestros trámites y nos quedemos tranquilamente llevando el control de nuestra empresa, que, tan solo nos asesoren sobre cómo hacerlo. Tampoco es lo mismo que nos realicen todos los trámites sin, en ningún momento, orientarnos sobre posibles mejoras o ventajas de realizar algunos cambios en la empresa.

  1. Gestoría: Comúnmente se llama así a la empresa a la que se le dejan todos los “papeles” y nos gestionan los impuestos, contabilidad, nóminas…etc. Depende de lo estricta que sea la gestoría podrá o no asesorar sobre qué trámites realizar o no en la empresa, proporcionando al cliente una ayuda y servicio extra. Según mi punto de vista, una empresa que día a día lleva las gestiones, realiza trámites y ve in situ el funcionamiento de sus clientes, puede y está más capacitada para asesorarle sobre posibles cambios en sus gestiones, así como recomendarles el cambio o no de su forma jurídica, planificar su estrategia de impuestos…etc.
  2. Asesoría: cuando vamos a una asesoría es para pedir consejo sobre cómo realizar los trámites en cuestión. Que nos los realicen o no tiene un coste añadido, evidentemente, las horas empleadas para asesorar y/o para realizar gestiones no son lo mismo ni deben ser incluidas en el mismo “lote”.

La diferencia vital entre asesoría y gestoría radica en el servicio

Por todo esto, se puede considerar que la diferencia vital entre asesoría y gestoría radica en el servicio, extra o no, que una gestoría y asesoría aporten a sus clientes. Tenemos que tener muy en cuenta la formación del equipo humano que lo componen, pues en muchas ocasiones, y debido al gran intrusismo que hay en esta profesión, nos encontramos a personas que sin titulación ejercen de asesores o gestores sin realmente tener los conocimientos para ello.

Si lo que buscas es una empresa que te asesore, te aconseje y te informe sobre posibles ahorros o trámites a realizar que sean más convenientes, deberías contratar una asesoría. Pero si por el contrario necesitas que alguien te prepare la contabilidad, se encargue de realizar las declaraciones periódicas de impuestos y otros trámites obligatorios, lo que te hace falta, sin duda es una gestoría.

Y si necesitas las dos figuras porque además de un apoyo y guía en la empresa, quieres que te realicen todos los trámites y desentenderte de estas tareas, pide un presupuesto de gestoría para ello, muchas gestorías y asesorías, dan ambos servicios y la diferencia entre ambas no es solo la nomenclatura sino el presupuesto de asesoría que se está pidiendo y servicios ofertados en el mismo. De esa manera podrás también saber si el precio ofertado es caro o barato.

Busca, compara y equipara los servicios que te ofrecen por un precio razonable.

Franquicias aduaneras en Andorra

Franquicias aduaneras en Andorra

Una de las curiosidades que muchos turistas nos preguntan es qué cantidades de productos específicos pueden pasar por la aduana de Andorra a su salida del país sin necesidad de declarar.

Hace años era curioso ver como los turistas salían cargados de azúcar, quesos y chocolate además de perfumes, tabaco y alcohol, la exportación por excelencia. Hubo otra época en que comprar electrónica en Andorra salía muy a cuenta y aprovechando el viaje la gente se quedaba muy contenta de haber ahorrado en caprichos varios.

Pero, todo este chollo se ha acabado, la crisis y las normativas a las que Andorra se ha visto expuesta en los últimos años han hecho que, comprar en el país, primero, no sea tan rentable y segundo, esté un poco más regulado. Si bien es cierto, que algunos productos son más baratos, por otra parte, existen limitaciones por viajero, evitando así un descontrol y posible contrabando.

La franquicia aduanera es el límite de productos que puedes pasar por la frontera de regreso a tu país

La cantidad de mercancía exenta del pago de derechos aduaneros y tasas fiscales se establece en un acuerdo aduanero y la tabla en resumen se puede clasificar de esta manera:

  1. Café: 1000 gramos o 400 gramos de extractos
  2. Té: 200 gramos de té o 80 gramos de extractos
  3. Bebidas alcohólicas:
    1. 1,5 litros de licores de más de 22 grados

O bien

  1. 3 litros de licores o aperitivos de menos de 22 grados o de vinos espumosos
  2. 5 litros de vinos de mesa
  1. Tabaco: una de estas opciones
    1. 30 cigarrillos
    2. 150 cigarros de menos de gramos por pieza
    3. 75 cigarros de más de 3 gramos por pieza
    4. 400 gramos de tabaco para pipa
  1. Otros productos agrícolas: Hasta un valor de 300€ por viajero (personas de menos de 15 años regulación especial), no se puede sobrepasar las siguientes cantidades:
    1. 2,5 kgs de leche en polvo
    2. 3kg de leche condensada
    3. 6 kg de leche fresca
    4. 1kg de mantequilla
    5. 4 kg de queso
    6. 5kg de azúcar y dulces
    7. 5kg de carne
  1. Perfumes:
    1. 75 gramos de perfumes
    2. 375 ml de colonias
  1. Otros productos industriales:
    1. Hasta un valor de 900€ (personas de menos de 15 años regulación especial).

¿Se pueden acumular las franquicias aduaneras en Andorra?

Hay que tener en cuenta que no se pueden acumular las franquicias en valor, ni entre viajeros ni entre productos agrícolas e industriales. Si un producto sobrepasa la franquicia individual correspondiente se tendrá que parar en la aduana y hacer la declaración.

Estas indicaciones son sobre productos más usuales, pero puedes consultar la normativa completa en la web www.duana.ad, pues existen limitaciones especiales sobre algunos productos.

Cómo presentar el IRPF paso a paso

presentar el irpf en Andorra

Qué fechas tan complicadas estas para Andorra. Que si contabilidad, que si impuesto de sociedades, IRPF… ¿Sabes cuando son los plazos finales de presentación de cada uno de estos impuestos? Referente a la novedad de este año, el IRPF, ¿sabes qué formularios hay que presentar y cómo has de cubrirlos?

Hoy, te enseñamos cómo presentar el IRPF paso a paso y te damos unas pautas para que puedas tener los cálculos antes de que se pase el plazo. Comencemos por indicaros los diferentes plazos de presentación de las obligaciones empresariales que tenemos entre manos los contables durante estos meses:

  1. Contabilidad: Fecha final de presentación el 31 de Julio.
  2. Impuesto de sociedades: Fecha final de liquidación el 31 de Julio y pago a cuenta en el mes de Septiembre.
  3. IRPF: 30 de Septiembre.

Para el IGI y el IRNR lo habíamos comentado en un post anterior que puedes consultar aquí. Como son impuestos más periódicos no vamos a comentar más sobre ellos (de momento).

La declaración del IRPF se puede clasificar entre formularios de obligada cumplimentación y formularios facultativos. Vamos por partes:

Formularios obligatorios para presentar el IRPF

  1. Formulario 300: Declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

En este formulario a parte de poner nuestros datos identificativos y de contacto hemos de indicar los diferentes formularios facultativos que estamos entregando así como el importe que vamos a pagar o que nos toca a devolver. Se puede decir que sería un resumen de nuestra declaración.

 

formulario 300 presentación IRPF Andorra

  1. Formulario 300L: Hoja de liquidación del impuesto.

Este formulario tal y como su nombre indica no es otro que el indicador de las cantidades de cada tipología de renta así como la aplicación de las reducciones a las que tenemos derecho por cada una. Si os fijáis, al lado derecho de cada renta se indican unos números que coincidirán con cada una de las casillas que tenemos que informar en los formularios facultativos que rellenemos. Por ejemplo, si somos administradores de sociedades y percibimos una renta por ello, hemos de cumplir el formulario 300C, cuyo total, el número3, pondremos en este formulario para poder realizar la liquidación.

formulario 300l presentación IRPF

Formularios facultativos:

  1. Formulario 300A: Datos de carácter personal, familiar y económicos.
  2. Formulario 300B: Rentas del trabajo y rentas del capital inmobiliario.
  3. Formulario 300C: Rentas de las actividades económicas (empresarial, profesional, administradores y otros).
  4. Formulario 300D: Rentas del capital mobiliario, deducción para eliminar la doble imposición internacional.
  5. Formulario 300E: Pérdidas y ganancias de capital.

Estos formularios son a los que hemos hecho referencia antes, cubriremos aquellos de los cuales tenemos datos. Si somos empresarios presentaremos el 300C, si recibimos rentas por alquiler de bienes inmuebles nos tocaría indicarlo en el formulario 300B…etc.

¿Es presentar el IRPR una labor complicada?

La realización del cálculo del IRPF no es complicada pero sí reconocemos que puede resultar larga y llevar un tiempo considerable, sobre todo para aquellas personas que obtienen rentas de más de una fuente. Además, en el caso de las rentas del ahorro, la lectura de los informes del banco puede resultar complicada si no estamos familiarizado con el lenguaje financiero.

En este primer año de liquidación del IRPF en Andorra, hemos abierto una línea de atención exclusiva para estas cuestiones, en la que tenemos a un fiscalista que se dedicará a resolver vuestras dudas y confeccionar vuestra declaración. Podéis pedir hora o más información en nuestro contacto o en el teléfono 82 70 72.

IRPF paso a paso

Guardar

Guardar

Presupuesto de asesoría fiscal

¿Sabes si pagas lo que debes en impuestos? ¿Tienes una buena planificación fiscal y estrategia empresarial? No te prometemos que vayas a pagar poco pero sí que pagarás lo justo y lo que te corresponde, ni más ni menos.

¿Qué hacemos cuando nos solicitan un presupuesto de asesoría fiscal?

Cuando nos solicitan un presupuesto de asesoramiento fiscal en Andorra lo primero que realizamos es un estudio de la estructura de la empresa de manera que, acogiéndonos a todas las herramientas legales, podamos aplicar un buen ahorro impositivo. Con nuestros servicios de optimización fiscal podrás estar tranquilo y seguro de no estar pagando de más tanto a nivel empresarial como a nivel personal.

Las novedades en impuestos en Andorra de los últimos años son:

  • Impuesto sobre el valor añadido, IGI
  • Impuesto de sociedades, IS
  • Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, IRPF
  • Impuesto de la Renta de No Residentes, IRNR

En Innova Gestors hacemos un estudio de la situación particular de cada empresa, ya sea sociedad o autónomo, para establecer así una correcta planificación fiscal. A veces el simple hecho de asignar un salario al administrador/es de una sociedad nos puede ahorrar en el impuesto de sociedades, es por eso que nuestro servicio de optimización fiscal es idóneo para muchas empresas. Esta planificación no es otra cosa que buscar la reducción de la carga tributaria dentro de los parámetros legales permitidos. Por lo tanto, también sabemos que no existe un estándar de planificación fiscal: cada empresa tiene sus particularidades y esto se extiende también a los impuestos.

¿Cómo calcular un presupuesto de asesoría fiscal?

El presupuesto de este servicio dependerá del número de declaraciones de impuestos a realizar, pues a veces una sola empresa reúne la obligatoriedad de presentar los 4 tipos anteriormente citados (u otros). Además para una correcta planificación hemos de tener en cuenta:

  1. Cómo está organizado el negocio.
  2. Titularidad de los activos de la empresa.
  3. Criterios de valoración y depreciación de activos.
  4. Valoración de estocs.
  5. Ubicación de las operaciones empresariales.
  6. Fechas clave del negocio, cierre ejercicio y épocas altas/bajas en ventas

Y ¿qué tenemos que tener en cuenta para una correcta planificación y estrategia fiscal?

  1. Tipo de productos que se venden.
  2. Estructura societaria e interna de la empresa.
  3. Posibilidad de diferir impuestos.
  4. Aportes de capital, financiación.
  5. Tipo de cambio de divisas.
  6. Estudio de los tratados de doble imposición. Recuerda que Andorra ha firmado dos CDI recientemente y puedes consultar más información aquí.
  7. Derechos aduaneros, funcionamiento de importaciones y exportaciones.
  8. Servicios fuera del país: conocer posibles retenciones y obligaciones fiscales en este sentido.

Es muy común que pensemos en los impuestos en el momento que sale el dinero de nuestra cuenta bancaria pero los impuestos impactan en todas las áreas de una empresa: servicios, facturación, cobros, pagos, recursos humanos y en logística, sobre todo en el caso de Andorra, donde pasar aduanas es nuestro día a día. A pesar de que es un importe que vamos a recuperar en el caso del IGI, también vamos a tener que pagarlo antes de poder deducirlo, de ahí, la carga que supone.

Por esto precisamente incidimos tanto en que es muy importante planificar y realizar un estudio correcto de la empresa dentro de todas las opciones legales, solo así, ahorrar en impuestos será lo más eficiente.

Plazos de declaración del IGI e IRNR

Plazos de declaración del IGI e IRNR

Para una gestoría puede parecer muy obvio pero no todo el mundo tiene claro cuáles son los plazos de presentación y liquidación de los impuestos IGI e IRNR. Además, si a esto añadimos que en Andorra llevamos solo unos años con este tipo de obligaciones, el resultado es que: hay dudas.

Mientras que la declaración del IRNR se presenta de forma trimestral, en lo que se refiere a la declaración del IGI existen tres plazos posibles

  • Mensual: este plazo será obligatorio para aquellas empresas que tengan una cifra de negocio superior a 3.600.000€/año
  • Trimestral: para actividades con cifra de negocio superior a 250.000€ e inferior a 3.600.000€
  • Semestral: las que no superan los 250.000€/año de cifra de negocio

Como norma para las declaraciones de IGI tenemos que tener un listado de facturas emitidas y otro de facturas recibidas. En ese listado comprobaremos las bases imponibles y el tipo de IGI aplicado separando según los siguientes conceptos:

  • IGI Repercutido
  • IGI soportado importaciones
  • IGI soportado operaciones interiores

Además, es recomendable poder enlazar las facturas de importaciones con su correspondiente documento de aduana (DUA) ya que así tenemos todo perfectamente justificado y documentado, sabremos exactamente que cada factura de importación se ha hecho correctamente pasando por aduanas y declarando por los importes correctos. No todos los programas informáticos realizan este enlace, quizás algún programa ERP como el que usamos nosotros en Innova Gestors es bueno para realizar esta tarea de forma correcta y sobre todo, dando este valor añadido a nuestra gestión de contabilidad.

¿Cuáles son los formularios que se utilizan para las declaraciones de los impuestos IGI e IRNR?

Estos se pueden ver en la página web de Tributs www.impostos.ad o bien, si tenemos el certificado de acceso a la oficina virtual el trámite es mucho más cómodo y ágil:

  • Formularios 900 y 910, son los que se utilizan para declarar el IGI según sea régimen normal o simplificado
  • Formularios 700/710, 700A/710A y 700B/710B son los formularios del IRNR

Estos trámites son bastante usuales en cualquier empresa pero donde más surgen dudas es sobre la aplicación o no del IRNR en las facturas que recibimos de nuestros proveedores de España y Francia. Con la reciente firma del convenio de doble imposición con Francia y España esta aplicación se reduce bastante pero aun así, existen casos en los que el IRNR es de aplicación, ponemos como ejemplo más claro el hecho de pagar un canon de franquicia que sí está sujeto al IRNR en un 5%. Si tras leer sobre estos convenios, de los cuales os hemos hablado en este post, os surgen dudas, la agencia tributaria andorrana ha puesto a disposición de todos, su servicio de consultas ya que se entiende que a veces la interpretación de las normativas dependen mucho del punto de vista de unos y de otros.

Estas consultas se pueden hacer vía telefónica o bien redactando un documento y depositándolo en sus oficinas explicando la casuística y datos de la empresa consultante. Creemos que es la mejor manera de realizar consultas ya que por este medio la agencia tributaria realiza respuestas con carácter vinculante y puede ser aprovechado para todos los obligados tributarios como norma establecida.

En qué consiste la residencia fiscal

en qué consite la residencia fiscal

No es lo más habitual pero en Andorra se da mucho el caso de residir en un país, España, (concretamente en la población de La Seu d’Urgell) y trabajar en otro (Andorra). En este caso surgen muchas dudas referentes a la residencia fiscal y el país donde hemos de declarar impuestos.

La reciente ley del IRPF de Andorra establece las normas para identificar la residencia fiscal de cada uno de nosotros. No obstante lo primero a identificar son estos cuatro puntos:

Permanencia en Andorra durante más de 183 días durante el año natural.
Tener actividades o intereses económicos el núcleo principal o la base de las cuales radiquen en Andorra, de manera directa o indirecta.
Presunción de residencia fiscal cuando reside en Andorra el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad.
Diplomáticos andorranos en el extranjero, cónyuge e hijos menores.

Pero, hay casos en los que estas cuatro cuestiones no resuelven del todo la identificación de la residencia fiscal. Si de acuerdo a los anteriores criterios, una persona física es residente en dos estados, la situación se resuelve así:

Disponibilidad de vivienda permanente: Se considerará residente del estado donde dispone de una vivienda permanente. Si dispone de dos, se considerará residente del estado donde mantiene vínculos personales y económicos más estrechos.
Estado de pernoctación habitual: Si no se puede determinar donde tiene el centro de intereses vitales, o si no dispone de vivienda habitual permanente en ningún estado, se considerará residente del estado donde pernocta de manera habitual.
Nacionalidad: Si se pernocta de manera habitual en los dos estados o no se pernocta en ninguno, se considerará residente del estado de donde posee la nacionalidad. Cabe decir que Andorra no permite la doble nacionalidad.

Así que, una vez aclarado este punto de residencia fiscal, debemos pensar en dónde hemos de hacer nuestra declaración de la renta. Algo que para los residentes en Andorra, es totalmente nuevo, y que haremos por primera vez este año 2016. Tengamos muy en cuenta nuestra residencia fiscal para hacer la declaración de nuestra renta mundial. No seamos tan técnicos, renta mundial quiere decir que todo lo que ganemos, sea en el país que sea, lo hemos de declarar en nuestro país de residencia fiscal.

Ahora que ya sabes en qué consiste la residencia fiscal terminamos con el formulario que hay que presentar

A partir de ahora, oiremos hablar mucho del formulario 300 que no están obligados a presentar los contribuyentes que únicamente obtengan rentas procedentes de alguna o la totalidad de las fuentes siguientes:

Rentas del trabajo.
Rentas del capital mobiliario.
Rentas exentas.

El plazo de presentación es entre el 1 de abril y el 30 de septiembre del año posterior a declarar. Así que mucho ánimo que solo faltan unos meses para que se termine el plazo. Si necesitáis ayuda en vuestra declaración no dudéis en contactar con nosotros, os ayudaremos encantados.

 

Residencia fiscal en Andorra - español

Guardar

Guardar

Lo que necesitas saber del IRPF en Andorra en 2016

En Andorra somos novatos en temas de impuestos y quizás nos ocurra que este primer año de declaración de la renta se nos pasen ciertos puntos importantes como deducciones o incluso la presentación de algún formulario.

Por eso hemos recopilado en un esquema una serie de puntos que necesitas saber del IRPF este primer año de declaración:

  1. Obligatoriedad: No están obligados a presentar el formulario 300 de declaración de IRPF los contribuyentes que únicamente obtengan rentas procedentes de alguna o la totalidad de las fuentes siguientes:
    1. Rentas del trabajo
    2. Rentas del capital mobiliario
    3. Rentas exentas
  2. Régimen especial para residentes sin actividad lucrativa: han de presentar el formulario 306.
  3. Residentes fiscales en Andorra: sólo presentarán la declaración del IRPF en Andorra aquellas personas consideradas residentes fiscales. Para aclarar este punto, puedes consultar este manual.
  4. Bonificaciones: Es la parte más interesante, seamos sinceros, a nadie nos gusta pagar, y si nos podemos acoger a ciertas deducciones, mejor:

-Mínimo personal: 24.000€

-Mínimo personal de 30.000€ de reducción en la base de tributación si se trata de una persona en situación de incapacidad.

-Mínimo personal de 40.000€ de reducción en la base de tributación si el cónyuge no separado o su pareja estable no percibe ningún tipo de renta (renta de la base de tributación general). Este mínimo también se aplica si la pareja percibe rentas inferiores a 24.000€, si es así, la parte restante que no llegue a 24.000€ se la podrá deducir, hasta un máximo de 40.000€.

-Reducción de 750€ por cada descendiente que sea menor de 25 años y que no tenga rentas superiores a 12.000€/año. A tener en cuenta que esta reducción se aplica en un 50% para cada uno de sus padres.

-Reducción de 750€ por cada ascendiente mayor de 65 años y que vivan con el obligado tributario (en el año que se declara) siempre que no perciban más de 12.000€/año.

-Aplicación de un 1,5% de las reducciones por ascendiente o descendiente (anteriores) si se trata de personas con discapacidad.

-Reducción por inversión en vivienda habitual. Tener una hipoteca sobre nuestra vivienda habitual tiene una reducción en la base de tributación de un 25% de las cuotas del período impositivo hasta un máximo de 1.000€.

-Reducciones por aportaciones a instrumentos de previsión social y pensiones compensatorias hasta un máximo de 5.000€ o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas (el importe que sea menor).

-El mínimo exento de la base del ahorro es de 3.000€. Conviene solicitar el certificado de rendimientos a nuestro banco.

Tal y como hemos dicho, esto es lo más básico que necesitas saber del IRPF en 2016

Pueden surgir algunas dudas, para eso podemos consultar la ley de IRPF o como siempre, os invitamos a que nos hagáis vuestras consultas en nuestro correo de contacto.

lo que necesitas saber del IRPF en 2016

¿Qué es la doble imposición?

doble imposición

En los últimos años en Andorra se ha llevado a cabo una profunda reforma del modelo económico. Hemos pasado de no tener que hacer ningún trámite ni tener que dar cuentas de lo que ganamos, a tener que hacer una contabilidad, pagar impuestos y por si fuera poco se empiezan a firmar acuerdos con otros países para estar y ser más transparentes en nuestras actividades.

Hasta hace poco era muy común ver a un autónomo con una sola cuenta bancaria, los gastos de la empresa y los propios estaban todos juntos, los contratos laborales eran verbales en su mayoría, las facturas no nos parecían importantes y el pago de impuestos nos sonaba de lejos pues se hacía solo en los países vecinos.

Podemos pensar que estábamos mucho mejor, o no, esto es una opinión de cada uno. Lo que sí es bueno y ya puestos a pagar impuestos, es que existan los convenios de doble imposición, ¿en qué consisten?

Identificamos como doble imposición internacional a la situación que se da cuando un mismo hecho imponible es gravado en dos países diferente en el mismo momento fiscal. Para promover la inversión extranjera, los países suelen establecer convenios unos con otros y de esa manera coordinar la fiscalidad y luchar contra el fraude y la evasión fiscal.

Con estos convenios se establecen una serie de reglas que determinan cómo declarar los beneficios obtenidos en función del origen de los mismos y pretenden evitar que se graven dos veces en la misma persona o empresa. Para corregir la doble imposición se puede utilizar el método de exención y el de deducción según la procedencia de las rentas.

Podemos distinguir entre modalidad jurídica y económica de la doble imposición

  • Jurídica: es aquella en la que la tributación se produce sobre una misma renta y en una misma persona por impuestos del mismo tipo. Por ejemplo: los rendimientos de trabajo obtenidos en Andorra por un residente en España, se encuentran sujetos en los dos países.
  • Económica: es aquella en la que la tributación de una renta por impuestos similares se produce en personas distintas. Por ejemplo: el beneficio obtenido por una sociedad se gravará por el impuesto de sociedades y posteriormente el dividendo distribuido tributará por el impuesto al que esté sujeto el socio que lo percibe.

Los convenios para evitar la doble imposición se centran en evitar la doble imposición jurídica

Para que ésta se produzca, es necesario que se cumplan las siguientes condiciones:

  • Renta gravada por impuestos comparables
  • Soportada por el mismo contribuyente
  • Recae sobre la misma renta
  • Se produce en el mismo período

La doble imposición jurídica internacional puede aparecer en tres casos

  • Dos países gravan a una misma persona por su renta mundial
  • Persona residente fiscal en un país pero obtiene rentas en otro, la renta es gravada por ambos países
  • Si dos países gravan a la misma persona no residente en ninguno de ellos
  • Este tema es muy extenso y pueden darse muchos casos y cada uno de ellos debe analizarse en detalle. No obstante siempre es bueno leerse el convenio con el país que nos interesa y a partir de ahí ir sacando conclusiones. El convenio más reciente en Andorra es el que se firmó con España y lo podéis consultar aquí.

 

Asesoramiento contable y fiscal

Asesoramiento contable y fiscal

Cuando somos dueños de una empresa, sea como autónomos o en sociedad, muchas veces no nos damos cuenta de la importancia de la asesoría contable y fiscal. Lo vemos como algo accesorio y en la mayoría de casos, hay empresarios que lo consideran algo obligatorio y poco útil. Las empresas se centran tanto en la venta y en generar movimiento económico, que se olvidan de cómo gestionarlo y organizarlo.

Esto, es un error muy grave, pues gestionar los beneficios, deudas y todo el entramado empresarial, por simple que sea la empresa, puede ser la clave del crecimiento de las organizaciones.

Tenemos la típica imagen del contable con gafas, estresado, envuelto entre un montón de papeles y tremendamente serio. Pero dejando a un lado los tópicos, dentro de esta profesión existen personas que viven y se apasionan por su trabajo intentando que las empresas que gestionan mejoren día a día en todos los aspectos posibles, pero sobre todo, tratando de que la parte burocrática de la misma esté perfecta. Estos son los 5 puntos clave de una buena asesoría:

  1. La contabilidad siempre ha de estar al día para poder tener presente un buen control de tesorería
  2. Las facturas han de ser correctas, con la aplicación de impuestos que corresponda
  3. El archivo debería ser impecable. Cada cosa en su sitio!
  4. Impuestos al día, bien calculados y presentados en los plazos establecidos
  5. Pago de nóminas puntuales y control de las relaciones laborales

Un asesor empresarial se debería encargar de que se cumplan los objetivos de la contabilidad como base a todo lo demás. Con una contabilidad clara y real, la declaración de impuestos es fiable y los informes posteriores permiten sacar conclusiones a la hora de tomar decisiones.

Por eso, un asesoramiento contable y fiscal es básico en toda empresa, mereciendo la misma importancia que otros departamentos internos.

Prevenir la evasión fiscal

evitar el fraude fiscal

¿Qué piensas cuando se habla de evasión fiscal? Seguramente en grandes fortunas, famosos, políticos y mafias varias. Pero nada más lejos de la realidad, la evasión fiscal es algo tan simple como ocultar bienes o ingresos para pagar menos impuestos. Y eso, el que más el que menos lo ha vivido muy de cerca, desde la típica factura del fontanero que viene a casa y le decimos que no nos cobre el IVA hasta, y esto duele, grandes fortunas escondidas en paraísos fiscales. Ambos extremos son válidos cuando hablamos de evasión fiscal.

Cómo evitar la evasión fiscal

Históricamente siempre se ha hablado sobre cómo prevenir la evasión fiscal con medidas que cada vez pretenden ser más duras, sobre todo cuanto mayor sea el fraude. La acción más común que establecen los diferentes países es la penalización con cárcel o, en el caso de Estados Unidos se dan penas de cadena perpetua.

Los gobiernos, implementan sistemas de transparencia e información buscando así, recuperar la confianza de los contribuyentes. De esta forma los ciudadanos (ya que pagamos impuestos) deberíamos conocer en qué se invierte nuestro dinero. Sí que es cierto, sobre todo en el caso de España que nos cueste mucho confiar, sobre todo cuando vemos a los mismos políticos y personajes varios como pioneros y en cabeza del fraude fiscal. Nos duele a los ciudadanos de a pie, pagar impuestos (que nos son pocos) para que, los que más tienen no paguen e incluso se queden lo que es de todos. Esto es así, ni más ni menos.

Pero, no porque exista gente que cometa tales delitos, vamos nosotros a cometerlos e incluso aprobarlos. Deberíamos poder confiar en un sistema legal que nos proteja a todos y si pagamos impuestos que sea para el bien común. Es por eso que existen cada vez más medidas para evitar el fraude fiscal y cada vez más medidas de transparencia para que los ciudadanos estemos informados sobre el destino de nuestros pagos fiscales.

Cuando se habla de evasión fiscal entre países se nos va la imaginación al traslado de las grandes fortunas hacia entidades bancarias en países considerados como paraísos fiscales y sobre todo es en este tema en el que el gobierno ha establecido más normativas de control.

la evasión fiscal y la doble imposición entre países

¿Cómo eludir la evasión fiscal en transacciones entre países? Con los convenios de doble imposición que lo que establecen entre otros es el lugar donde tributan las diferentes rentas obtenidas, en qué porcentajes y sobre todo, y no por ello menos importante, se establecen acuerdos de intercambio de información fiscal entre dichos países.
Pero, de todas las medidas de control para evitar la evasión fiscal la que más se debería implementar es la de conciencia tributaria, es decir, aquella en que se trata de “educar” a la población de la importancia del deber fiscal. Se debería inculcar en las escuelas a temprana edad y también mediante actos publicitarios resaltando los valores y beneficios que da el Estado cuando sus ciudadanos colaboran en el pago de impuestos para poder dar servicios tales como salud, seguridad, justicia y educación entre otros.

Al menos, que nuestros pagos de IRPF, IVA/IGI, impuesto de sociedades y demás, sirva para el bien de una sociedad mejor.

IRPF Andorra: Cuánto pagaremos

IRPF Andorra

Durante este año 2015 ha entrado en vigor la ley del IRPF en Andorra cosa que a muchos ha puesto nerviosos, a otros ha enfadado y otros sin embargo ni siquiera se han enterado…
Decía Toni Marti así como diversas instituciones andorranas, que esta ley afectará a muy pocas personas y la mayoría de nosotros no lo notaría ni en el bolsillo ni en nuestras obligaciones formales de papeleo o demás. Eso, cada uno lo verá reflejado en su nómina, en sus ganancias empresariales o en cualquier ingreso extra que tenga que declarar.
No obstante, cierto es que existen muchas confusiones de concepto en referencia al IRPF y esto ocurre sobre todo en empresarios y personas que a parte de una nómina tienen algunos ahorrillos y han recibido cartas de los bancos avisando de la franquicia de los famosos 3.000€. Otros, por referencia con España algo saben ya del tema aunque confunden porcentajes y forma de proceder.
Hemos realizado el siguiente esquema para resumir al máximo las obligaciones que tenemos en referencia a este impuesto:

EsquemaIrpf

Dentro de este esquema hay varios conceptos sobre los que incidir. IRPF Andorra:

AE: Rentas actividades económicas, son las que obtiene una persona física dueña de su propio comercio o el salario de un administrador de una sociedad por ejemplo.

CI: Rentas capital inmobiliario son los rendimientos obtenidos de los alquileres de inmuebles.

Y qué deducciones tenemos de todas estas ganancias? Cómo vamos a poder tributar menos?

  1. Todos tenemos un mínimo personal exento de 24.000€ sobre los que no tributaremos.
  2. Si tenemos hijos menores de 25 años, éstos también deducen en 750€ cada uno pero ojo, que aquí deducimos la mitad del importe. Es decir, el 50% de esta deducción corresponde al padre y el otro 50% a la madre. En este caso también hemos de asegurarnos que su rentas anuales no superen los 12.000€.
  3. Las personas que tengan a cargo ascendientes mayores de 65 años y con ingresos menores de 12.000€/año también tienen una deducción de 750€ sobe la base de tributación.
  4. La reducción sobre vivienda habitual será de un 25% sobre las cantidades satisfechas por adquisición o en su caso sobre las cuotas y gastos asociadas al préstamo. El máximo a deducir será de 1000€.
  5. Y en cuanto a los planes de pensiones lo máximo que nos podremos deducir son 5.000€ o si es menor, el importe que resulta de aplicar el 30% al rendimiento neto del trabajo y actividades económicas.

A partir de aquí ya habrá casos muy particulares de personas cuyo cónyuge no trabaja (motivo por el cual podremos deducir), personas que se hacen cargo de sus hijos al 100%…etc.

En otro momento haremos una explicación de la base de liquidación del ahorro y mencionaremos más en detalle las deducciones que tengan lugar en cada caso.

Para todo lo demás, decir que las deducciones no son maravillosas pero todo ayuda para que podamos ahorrar en nuestro pago de IRPF el año que viene.

Plan de pensiones o de jubilación: cual elegir

Plan de pensiones o de jubilación

A menudo cuando pensamos en nuestro futuro pensamos en hacernos un plan de pensiones o jubilación pero no sabemos las diferencias entre ambos productos. Hoy os enseñamos las diferencias principales para que podáis elegir entre uno u otro, sobre todo ahora que en Andorra, ambas figuras están sujetas de diferente manera al IRPF.
-Los planes de pensiones son un seguro y pueden ser de renta fija, variable o mixta. Además no son rescatables salvo casos muy concretos tales como desempleo justificado, traslado de residencia fuera de Andorra, o fallecimiento (en este caso el dinero será para los herederos legales). Las aportaciones a planes de pensiones suponen cierto riesgo pero desgravan fiscalmente según estos requisitos:

El objeto exclusivo del plan de pensiones ha de ser una prestación complementaria en el momento de la jubilación, defunción o incapacidad.
La jubilación ha de ser la principal contingencia cubierta por este plan de pensiones, esto es así siempre que la provisión matemática correspondiente a la contingencia de jubilación es, al menos, el triple del sumatorio de las aportaciones o primas correspondientes a las contingencias de defunción e invalidez.
La entidad con la cual se contrate ha de ser una entidad financiera o aseguradora constituida conforme al derecho andorrano o bien extranjera autorizada para realizar la actividad financiera o aseguradora en el Principado de Andorra.

-Los planes de jubilación son un producto financiero que nos permite poder disponer del dinero en cualquier momento (rescate) aunque tienen menos rentabilidad que un plan de pensiones. La aportación a planes de jubilación no desgrava fiscalmente pero a cambio supone menos riesgo. Su tratamiento fiscal se produce al finalizar el mismo ya que se consideran rendimientos del trabajo.

Hucha

Todo esto nos puede sonar a chino cuando nuestra entidad aseguradora o financiera nos ofrece alguno de estos productos así que vamos a resumirlos en un esquema para que tengamos claro si nos conviene uno u otro:

Plan de pensiones o de jubilaciónContrata un Plan de Pensiones si:

1. Quieres pagar menos de IRPF ahora y a su vencimiento tributarás por la renta percibida
2. Es dinero que no tienes pensado utilizar (no necesitas liquidez)
3. Quieres ir haciendo aportaciones en función de lo que vas ganando (a modo de inversión)

Contrata un Plan de Jubilación si:

1. Es dinero que puedes necesitar en cualquier momento y puedas necesitar utilizar el rescate
2. No te importa demasiado disfrutar de las deducciones en los pagos de IRPF ahora ya que a su vencimiento tributarás solo por los intereses generados (Capital menos cuotas aportadas)
3. Prefieres tener seguridad sobre tu dinero, sin riesgos pero menor rentabilidad (ahorro)

Y por último una recomendación de porcentajes de renta variable o fija según edades, para los planes de pensiones:

tablafinal

Como siempre, si todavía tenéis dudas, podéis contactarnos por email y encantados os ayudaremos con vuestra consulta: [email protected]