fbpx

Consejos para ahorrar energía en días de calor

Ahorrar energía en días de calor es cada vez más necesario, sobretodo cuando a final de mes llega la factura de la luz.

Las altas temperaturas del verano han llegado y muchas personas que no pueden disfrutar de la frescura que ofrecen piscinas y playas, recurren a los aires acondicionados y ventiladores para poder soportar tanto calor, algo que en consecuencia, hace subir la factura de la luz.

Por suerte, podemos evitar que el verano nos regale una elevada factura eléctrica con estos trucos que os dejamos a continuación.

Trucos para ahorrar energía en la factura de la luz

Tarifa eléctrica

Lo primero, es comprobar si tienes contratada una tarifa eléctrica que te permita ahorrar. En Andorra por desgracia, tenemos pocas opciones a elegir pero si vives en otro país comprara las mejores tarifas eléctricas con tu tarifa actual contratada y consulta aquellas tarifas como las de discriminación horaria, que te permiten ahorrar más a final de mes.

Aire acondicionado

Para evitar que tu casa se convierta en un horno puedes recurrir al aire acondicionado, que en consencuencia hará subir tu factura.

Ten en cuenta de que cada grado de temperatura que bajas en tu aire acondicionado, te hace pagar más. Intenta no bajarlo más de 24º, así la factura de la luz no será tan dolorosa a final de mes. Por cada grado de temperatura que se aumenta el termostato, el ahorro energético es del 7%.

Ventiladores

Si quieres ahorrar todavía más puedes recurrir a los ventiladores ya que consumen un 90% menos y el movimiento del aire produce una sensación de descenso de la temperatura de 3º a 5º .

Un truco para evitar que el aire caliente entre en nuestra casa, es ponerlo mirando hacia la ventana. De esta manera evitamos que el aire caliente de fuera no entre y nuestra vivienda se mantendrá más fresca.

Si el aire que desprende el ventilador es muy caliente, otro truco consiste en colocar un recipiente con hielo frente a él con lo que conseguirás refrigerar el aire de la estancia.

Aparatos eléctricos

Para reducir algo más tu consumo de luz, evita tener conectados todos aquellos aparatos eléctricos que no utilices, así como encender luces mientras sea de día. Con ello además de ahorrar a final de mes, mantendrás tu casa más fresca.

Ventanas

Para refrescar la casa cuando el sol aprieta se recomienda penumbra ya que aporta frescor sin tener que pagar. Para ello baja persianas y corre las cortinas.

Otra opión que te puede ayudar a ahorrar hasta un 27% de luz es poner en las ventanas celosías venecianas. Su ventaja es que te permiten adaptar la cantidad de luminosidad necesaria para evitar que la estancia sufra una insolación excesiva y en consecuencia un aumento considerable de temperatura.

Toldos y parasoles

Si tienes la suerte de tener un balcón o una terraza, poniendo un toldo o un parasol exterior conseguirás reducir los rayos del sol y el calor hasta un 90%, según el tipo de toldo.

Bombillas

Las bombillas de bajo consumo tienen una mayor eficiencia energética y se calientan mucho menos. Con ellas ahorrarás y tu casa se calentará menos.

Electrodomésticos nuevos

Si tienes que comprar algún electrodoméstico nuevo, cómpralo de bajo consumo. Los más eficientes son aquellos que pertenecen a la categoría A+++, A++ y A+.

En el caso de las lavadoras, ponerla a baja temperatura, te permitirá un ahorro considerable. Hoy en día no es necesario recurrir a lavados de 90º ya que disponemos de detergentes y lavadoras que permiten sacar hasta las manchas más difíciles en agua fría.

Las secadoras consumen mucha energía. El verano es la época ideal para secar tu ropa al aire libre ya que la puedes recoger seca en menos de una hora.

Ordenadores

Si haces un uso continuo del ordenador en casa, tener una pantalla plana (TFT) te ahorrará dinero a final de mes ya que consumen menos energía.

Por otro lado, bajando su iluminación, apagando el monitor, quitando el salvapantallas, apagando el ordenador cuando dejamos de usarlo y no tener contectados impresora, escáner o altavoces, si no se están utilizando, contribuirá a reducir la factura eléctrica.

Agua

Ahorrando agua, se ahorra energía.  Recurre a duchas cortas, reduce el gasto de la cisterna, no dejes grifos abiertos mientras te lavas los dientes, o te afeitas, o mientras enjabonas los platos.

En verano no necesitamos tener el agua caliente a altas temperaturas. Bajando la temperatura del agua caliente en verano, también ahorrarás.

Cuándo una declaración puede ser conjunta

Cuándo una declaración puede ser conjunta

Cuando hacemos la declaración de IRPF en España, ésta se presenta de forma individual con carácter general. Nos beneficiábamos de las ventajas “estándar” y aguardábamos a ver qué resultado nos daba la declaración de la renta anual. ¿Nos devuelven? ¿Tenemos que pagar?

En España, que no en Andorra, existe la opción de hacer esta declaración de forma conjunta. ¿Esto qué es? ¿Qué beneficios conlleva? ¿Qué requisitos tengo que cumplir para hacerlo de esta manera? Con este nuevo artículo de nuestro blog, en Innova Gestors esperamos arrojar un poco de luz sobre el asunto.

¿Qué es una declaración conjunta?

Es aquella que realizas como miembro de una unidad familiar. Es decir, si formas parte de una y decides que ésta haga la declaración en lugar de hacerla tú de forma individual, a esta opción se le llama declaración conjunta; así de sencillo. Los requisitos para hacerla, así pues, es que formes parte de una unidad familiar.

¿Y una unidad familiar qué es? Pues hay dos descripciones oficiales, que resumimos de la siguiente manera: has de estar casado o tener hijos. Legalmente:

  • Formas parte de un matrimonio, tengas hijos o no.
  • Estás separado legalmente, viudo o tienes una pareja de hecho. En estos casos formarás unidad familiar siempre y únicamente con tus hijos.

Las condiciones de los hijos para que se puedan incluir en una unidad familiar también las resumimos en dos puntos:

  • Los hijos menores de edad han de vivir con los padres en la misma casa o, bajo su consentimiento, de forma independiente de éstos.
  • Los hijos mayores de edad han de estar incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

Uniendo las anteriores condiciones, sacamos las siguientes conclusiones:

  • En un matrimonio, la unidad familiar la forman los miembros de éste y, si los hubiere, los hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • En una separación legal, solo uno de los dos (padre o madre) podrá formar parte de unidad familiar, siempre y cuando éste o ésta conviva con la totalidad de los hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • Una persona viuda formará parte de una unidad familiar si tiene hijos que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas.
  • En una pareja de hecho, solo una de las dos partes (padre o madre) podrá formar una unidad familiar con la totalidad de los hijos que vivan con esa parte y que cumplan las condiciones anteriormente mencionadas. La otra parte realizará una declaración individual.
  • Ninguna persona puede formar parte de dos unidades familiares distintas a efectos de IRPF.

¿Qué beneficios tiene el hacer una declaración conjunta?

Cuando una persona tributa a nivel individual, los primeros 5.151€ están exentos de incluirse en la declaración anual. Si forma parte de una unidad familiar, ésta tendrá derecho a ampliar esta cifra 3.400€ más, dando un total de 8.551€. Si esta unidad familiar es monoparental (es decir, parejas separadas, personas viudas o parejas de hecho, siempre con hijos a su cargo) la deducción será algo menor: de 2.150€.

¿Cuándo conviene hacer una declaración conjunta en España?

Vamos a ver las distintas opciones que hay, porque no siempre es beneficioso ejercer este derecho.

  • Matrimonio sin hijos donde ambos trabajan: la deducción conjunta sería de 8.551€, mientras que si lo haces por separado te podrás deducir 5.151 x2 = 10.302€. Es decir, ahorras más dinero con dos declaraciones individuales.
  • Matrimonio sin hijos donde solo uno de los dos trabaja o, el que trabaja, no llega al mínimo para poder deducirse los 5.151€: en este caso, con la individual solo os podríais deducir 5.151€, mientras que con la conjunta serían 8.551€.
  • Matrimonio con hijos que cumplan las condiciones mencionadas: dependerá de si los padres trabajan o no, por lo que nos remitimos a lo que acabamos de ver.
  • Unidad familiar monoparental con hijos (separado, viudo, pareja de hecho): conviene hacer una conjunta, sin ninguna duda.
  • Si se tiene una hipoteca en común: ojo, la ley establece que os podéis deducir 9.040€ cada uno por compra de vivienda habitual. Si hacéis la conjunta os quedaréis con esos 9.040€, mientras que la hacéis individual os deduciréis un total de 18.080€ entre los dos.

Otras reducciones a tener en cuenta a la hora de hacer la declaración en España

Formar parte de una unidad familiar es solo una de las posibles deducciones que podrás aplicar. El hecho de tener hijos menores de 25 años o mayores de 25 con discapacidad también desgrava siempre que éstos no ganen más de 8.000€ al año.

La deducción por mínimo personal es de 5.151€ anuales, pero si tienes más de 65 años esta cantidad asciende a 6.069€, y si pasas de los 75 alcanza los 6.273€.

Como hemos visto, las hipotecas también generan reducciones. Pregúntanos si quieres más información sobre las mismas.

Conclusiones

Por norma general, podemos decir que si estáis casados y ambos dos trabajáis será el único caso en el que no convenga hacer la declaración conjunta, dejando hipotecas de lado. Para el resto (unidades familiares monoparentales con hijos y matrimonios en el que solo trabaje uno de los dos) no cabe duda de que la reducción familiar de 3.400€ será la mejor opción para ahorrar algo de dinero al hacer la declaración de la renta.

Te animamos a que nos preguntes si tienes alguna duda sobre la renta en España. Como asesores contables, financieros y fiscales en Andorra y España llevamos ayudando a clientes en esta materia desde hace más de 10 años, por lo que conocemos el intrincado sistema fiscal y podemos aconsejarte para que saques el máximo beneficio personal cumpliendo con todas tus obligaciones tributarias. ¡No dudes ni por un segundo en preguntarnos lo que quieras!