En estas fechas somos muchos los padres que tenemos la cabeza, no solo en la vuelta de vacaciones y puesta al día en la rutina laboral, sino en “la vuelta al cole”. A muchos de nosotros todavía nos cuesta creer que de un plumazo vamos a bajar el dinero de nuestra cuenta corriente, comprando material y libros para nuestros hijos. Eso en el mejor de los casos ya que los poco previsores saldrán de la librería sin todo lo que les han pedido en los colegios por falta de estoc.

Pero ¿cuanto cuesta la vuelta al cole? Según estadísticas la media por niño es de 846€ teniendo en cuenta: libros de texto, material, uniforme, transporte, comedor y como no, chándal y zapatillas nuevas porque los niños cambian de talla entre una y dos veces por año (eso, o quizás la ropa encoge).

Hasta aquí todo se ve bastante aceptable en cuanto a compra de material educativo, pero, el rey por excelencia de la vuelta al cole en los últimos años, es el ordenador. Sea portátil o de sobremesa, en cada familia como mínimo tenemos un ordenador y en la mayoría de los casos, se suele tener dos, uno para los padres y otro para los hijos. Atrás quedan los tiempos de tomar apuntes con bolígrafo y cuaderno, si el ordenador nos lo pone más fácil… Por eso, el portátil se ha convertido en el gran aliado de los jóvenes en edad escolar. Y es que ya nos habría gustado a muchos, ser adolescente en estos tiempos y poder tener a Google como aliado y no a las famosas enciclopedias que tanto han ocupado las estanterías de nuestras casas. Así que poniendo los pies en la tierra, aceptemos que el ordenador (y si es portátil mejor) es una de las herramientas básicas de la vuelta al cole.

A parte de la necesidad palpable de tener un portátil con fines meramente educativos, cada vez entran más en juego los reclamos publicitarios en los que la marca de la manzana está especializada. Justamente este mes de septiembre podemos ver descuentos del 12% en las tiendas K-Twin (la tienda de Andorra incluida) por la compra de Mac y iPad; eso sí, justificando que eres estudiante o profesor.

Portatil colegio

Sin entrar en detalles de si merece la pena comprar un Apple o comprar un ordenador de otra marca, lo que sí salta a la vista es el empeño publicitario que se hace esta marca, cosa que personalmente me fascina: puro marketing.

De esta manera, la marca Apple, entre otras, genera una necesidad que pasa, no solo por la de tener un portátil o una tablet, sino la de tener un Macbook o un iPad. Y hablando de precio, esta “necesidad”, nos encarece mucho más, la dichosa vuelta al cole. Así que no nos dejemos llevar por esta apetitosa publicidad y pensemos en el uso específico que tendrá este ordenador, solo así sabremos elegir el que realmente nos conviene tanto por prestaciones, capacidad, velocidad, peso…etc.

En nuestras manos queda optar por una marca u otra pero lo que sí queda claro, es que volver a las clases tiene un precio cada vez más caro y los padres hemos de tener claras tres cosas para saber cómo ahorrar en la vuelta al cole:

-No comprar más que lo necesario. Ceñirnos a una lista que llevaremos desde casa. Parece una tontería pero es cierto que a veces nos dejamos llevar y compramos lotes de pinturas que en la vida vamos a utilizar o como comentábamos antes, compramos un Macbook cuando podemos comprar otra marca por menos de la mitad de precio. La última mochila del Capitán América o de Minnie Mouse…

-Nunca comprar en bazares (chinos sobre todo), y no es por menospreciar pero la calidad de las pinturas y mochilas deja mucho que desear, se rompen con facilidad y al final tenemos que optar por comprar otras antes del primer mes de curso.

-Reutilizar material sobrante del año pasado. Sé que a veces nos encanta lo nuevo pero si tenemos un estuche, mochila o incluso material del curso anterior, porqué no utilizarlo? Lo mismo ocurre con los libros, si algún hermano, primo o amigo mayor nos los puede dejar, porqué no ahorrarlo?

Así que dichos estos tres consejos básicos, solo nos queda otra que decir, feliz vuelta al cole!

Cómo ahorrar en la vuelta al cole
¿Valoras este post?